Luqueño vive

Fue un triunfo estratégico en su intención de escabullirse de la posición incómoda en la que se encuentra, ocupando el penúltimo lugar en la tabla de promedios, en zona de descenso, justamente con el rival al que venció.

Luqueño hizo un partido inteligente, porque dejó que el rival fuera el dominador de las acciones, e intentando siempre la sorpresa. Y producto de esa jugada vino el tanto obtenido por Walter Ortiz, que desde fuera del área sacó un sablazo para vencer la resistencia del golero Gustavo Arévalos.

Con ese tanto, Luqueño jugó más tranquilo, dominando las acciones y esperando que su rival tome como siempre la iniciativa. La presión hizo que Fernando Martínez cometa una falta descalificadora que Enrique Quintana no dudó en sacar la tarjeta roja.

Los cambios introducidos no fueron la tabla salvadora para Carlos Jara Saguier, el técnico de Santaní, que probó de todo y además con un hombre más.

Luqueño se defendió bien, aunque sobre el final arreciaron las pelotas aéreas y alguna que otra situación de peligro, pero que tanto su golero Barreto, como la defensa se encargaron de neutralizar en forma sufrida.


Fuente: UH