Gatillo Fácil: Comisarios también podrían ser imputados

La fiscala Mirtha Ortiz anunció que tanto el comisario Justo Ojeda, ex director policial de Central, como el comisario Nelson Alderete, ex jefe de Investigación de Delitos de la misma zona, podrían ser imputados por el reciente caso de gatillo fácil registrado en Areguá, en que resultaron heridas dos niñas.

Aclaró que aún no cuentan con elementos incriminatorios, pero, eventualmente, podrían presentarse cargos por asociación criminal si se logra constatar que efectivamente hubo una orden superior para efectuar el procedimiento.

Lea más: Policías imputados por ataque a bus escolar van a la Agrupación

En ese sentido, explicó a Última Hora que deben acceder al acta de procedimiento, ya que, de acuerdo con la cadena de mando, los uniformados debieron contar con un área de rastrillaje estipulado por sus superiores.

Asimismo, Ortiz mencionó que ambos comisarios fueron convocados para declarar ante el Ministerio Público este viernes a las 9.00.

Cabe recordar que Ojeda fue reemplazado por el comisario Carlos Aguilera. Mientras que Germán Arévalos asumió en lugar del comisario Alderete.

De momento, los suboficiales Néstor Gerardo Vázquez Guerrero y Jorge Manuel Cañiza están imputados por lesión grave, tentativa de homicidio doloso y asociación criminal, y se encuentran recluidos en la Agrupación Especializada.

La agente también pidió la prisión preventiva para Cristian Llanes Servín, Marcial Flores Gauto y Mario Luis Fariña Echeverría, los tres uniformados que llegaron al sitio luego de la persecución y están procesados por asociación criminal. El Juzgado deberá decidir si se allana u otorga medidas alternativas.

Nota relacionada: Fiscalía amplía imputación contra dos policías y procesa a otros tres

El proceso abierto por la Fiscalía es con relación al ataque a un transporte escolar en el barrio Cañada de Areguá, en el cual estuvieron directamente involucrados los efectivos policiales Néstor Gerardo Vázquez Guerrero y Jorge Manuel Cañiza.

Durante el irregular procedimiento resultaron heridas dos pequeñas de 8 y 11 años que se trasladaban a bordo de la furgoneta que funcionaba como transporte escolar y estaba al mando de Norma Velázquez.

El móvil acusó siete impactos de bala, pero en total se encontraron 50 vainillas servidas en las inmediaciones.


Fuente: UH