En Corte IDH constatan que Arrom y Martí no agotaron las instancias

Entre ellas, por qué los denunciantes no agotaron las instancias jurídicas internas antes de recurrir al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, puesto que dos días antes de culminar el juicio oral por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, caso en el que están involucrados, huyeron del país y solicitaron refugio político en el Brasil, donde se encuentran hasta la fecha.

Durante el interrogatorio a Arrom, que compareció por videoconferencia, los jueces insistieron en detalles del día en que fueron hallados en una vivienda donde, según ellos, policías "a cara descubierta" los llevaron secuestrados y torturaron con la intención de que se declararan responsables del secuestro de María Edith de Debernardi y de estar planeando acciones con otros sectores de la oposición (oviedistas) para desestabilizar el país. A los jueces les llamó la atención la forma en que fueron hallados en cautiverio y el hecho de que estuvieron en habitaciones con puertas sin llavearse.

Los magistrados también puntualizaron aspectos sobre el carácter del movimiento Patria Libre y el vínculo con el caso María Edith, así como en el informe médico confeccionado en un sanatorio privado sobre el estado en que fueron hallados tras ser encontrados en la vivienda, propiedad de la esposa del policía Antonio Gamarra.

SANATORIO PRIVADO. También llamó la atención el hecho de que no hayan sido llevados a un hospital público para ser examinados. La hermana de Arrom, Cristina, puso el énfasis en la falta de confianza en los órganos de seguridad del Estado y en la actuación de la Fiscalía, y en los padecimientos familiares que han debido afrontar desde que ocurrieron los hechos.

Por parte del Estado, los testigos fueron Óscar Germán Latorre, ex fiscal general del Estado, y Édgar Sánchez, fiscal. Latorre explicó los vínculos de Arrom y Martí con las FARC de Colombia y con el secuestro de María Edith.

Relató que Marcos Álvarez, de Patria Libre, informó a la Fiscalía que Arrom y Martí les había pedido que guardara unas bolsas de dinero. Unos USD 350 mil que se comprobó eran parte del millón de dólares pagado como rescate.

Ya en la parte final de la audiencia, la Corte IDH dio tiempo hasta el 8 de marzo para los alegatos finales. La sentencia se conocería recién en el mes de setiembre u octubre. Antes de eso, los jueces dejaron en claro que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) obvio cuestiones importantes, entre otras la referida a la indemnización económica.

"No me calza que estén pidiendo 50 millones (de dólares) como algo simbólico", expresó en la parte final el juez Eduardo Vio Grossi, frase que quedó flotando en el ambiente.

Los argumentos

Según los demandantes

– Policías, con aval del Ministerio del Interior, secuestraron y torturaron a Arrom y Martí para obligarlos a autoinculparse del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi y de pergeñar un plan desestabilizador desde Patria Libre.

– Responsabilizan de la desaparición forzada y tortura de que dicen haber sido víctimas a Antonio Gamarra, José David Schémbori, Francisco Servián y a Javier Cazal, del Centro de Investigación Judicial.

Según Estado paraguayo

– Arrom y Martí simularon esa situación cuando supieron que uno de sus partidarios, Marcos Álvarez, entregó a la Fiscalía el dinero que ambos le habían pedido guardar y que eran parte del rescate pagado por María Edith Bordón de Debernardi.

– Patria Libre, a través de Arrom, cerró trato con las FARC de Colombia para iniciar la "industria del secuestro" en Paraguay. Dicen que hay pruebas de que el grupo guerrillero aportó entrenamiento y dinero.


Fuente: UH