El triple crimen de Zanja Pytã se enmarca en venganza de Minotauro

El sábado a las 21.00 el paraguayo César Ortiz Zorrilla, alias Julio, y los brasileños Alessandro Nuñez De Moura y Gabriel Zaracho Moura fueron interceptados por una camioneta blanca. Los sicarios rociaron a balazos a los tres ex miembros del PCC.

Ayer los agentes del Departamento de Investigación de Hechos Punibles de Amambay, a cargo del subcomisario Abelardo Acosta, capturaron a Nelson Mussi Espínola, de 32 años, e Ismael Enciso Jara, de 29 años, ambos paraguayos.

Los investigadores indicaron que recibieron información sobre la ubicación de los sicarios que efectuaron el atentado en Zanja Pytã y fueron a buscarlos. Ingresaron a una zona boscosa donde había una vivienda y una camioneta estacionada.

Los dos hombres intentaron huir por un sojal con armas y una maleta. Los policías los persiguieron y lograron la captura de ambos con la incautación de un fusil ametralladora SIG-FAMAE SG 542 calibre 7.62 SIG, del poder de Mussi, y una escopeta Choke 70 Full calibre 12 marca del poder de Enciso.

Además, los policías se apoderaron de chalecos tácticos y otros accesorios, 11 cargadores de diferentes calibres para arma largas, 133 cartuchos calibre 7,62, 4 cartuchos calibre 22 mágnum, 6 cartuchos calibre .40, 1 cartucho calibre 357, 1 cartucho calibre 12, 3 cartuchos 5.56, 1 cargador rápido, y una camioneta Toyota Tipo Hilux blanca.

MOTIVACIÓN. Fuentes antidrogas indican que las víctimas del triple crimen en Zanja Pytã supuestamente eran parte del PCC, incluso el paraguayo César Ortiz Zorrilla había sido vinculado al asesinato de Waslei Bahiano Vasconcelos, agente de la Policía Civil de Punta Porã, Brasil, asesinado en PJC.

La hipótesis es que los soldados de Minotauro culpan a estos de que la megaestructura haya sido desbaratada por la Fiscalía Antidrogas y policías de Crimen Organizado.

El jueves 7 de febrero pasado la Policía y la Fiscalía Antidrogas realizaron una serie de allanamientos en la capital del Amambay, capturaron a 15 personas, incautando 25 vehículos, fusiles de asalto, pistolas, revólveres, cartuchos, cargadores, mira telescópica, chalecos tácticos y chalecos antibalas. Además se descubrió el salón de monitoreo de todo Pedro Juan Caballero que tenía Quintiliano Neto.

En ese operativo fueron capturadas 15 personas, 12 brasileños y 3 paraguayos, quienes cumplían el plan de exterminio del Clan Pavão, liderado por Minotauro.


Fuente: UH