El Santo desnudó falencias del Ciclón

César Escobar
cescobar@uhora.com.py

San Lorenzo, con dos golpes certeros (2-1) sigue imparable en el Apertura y dejó a un Cerro desconcertado, con muchas interrogantes a exactamente una semana de su debut en la Libertadores.

El equipo de Sergio Órteman fue mucho más claro en su juego. Inició de buena manera el cotejo, con dinámica por los costados, buscando clarificar de mitad de cancha para adelante. Cerro, en cambio, estuvo impreciso sobre todo en los pases cortos y al momento de pisar campo rival le faltó fuerza.

El equipo de Jubero ganó más en empuje en la complementaria, aunque con desorden acorralando al Rayadito cerca de su arco. Esa insinuación en lo ofensivo y el desgaste en el rendimiento hicieron que el Ciclón perdiera fuerza, permitiendo en los tramos finales a San Lorenzo salir rápido y en menos de diez minutos dar dos zarpazos letales, primero a través del experimentado Luis Cáceres, quien aprovechó un rebote del arquero Carrizo, y posteriormente por el uruguayo Sebastián Fernández (goleador del torneo con 5 tantos). Si bien Haedo maquilló el resultado con su tanto, no tapó lo discreto y poco claro que fue el planteamiento del equipo de Jubero.

No se puede mencionar como revelación a San Lorenzo, ya que viene trabajando correctamente y eso se transforma en el resultado.

La cifra
15 años y 5 meses pasaron para que San Lorenzo vuelva a derrotar a Cerro. La última victoria del Rayadito fue 1-0 el 21 de septiembre del 2003.

La figura
Wilson Quiñónez Fue base de un buen trabajo del equipo de Órteman. Tuvo intervenciones importantes en el primer tiempo y en la complementaria se lució con buenas tapadas. Otro de gran labor fue el charrúa Fernández.

En la cuerda floja
La derrota pone en dudas la continuidad de Jubero en Cerro en una semana importante donde está próximo su debuten la Libertadores. No obstante, la directiva azulgrana ratifica el apoyo al DT, teniendo en cuenta la seguidilla de juegos. Cerro lleva 3 partidos sin ganar.

"Sigue todo igual, seguiremos trabajando de la misma forma. El profe Fernando Jubero sigue firme". Raúl Zapag, presidente de Cerro.

Discreto debut
El estreno de Amorebieta no estuvo a la altura. Jugó condicionado de entrada, al ser amonestado a los 3'. El juego aéreo es una de sus virtudes, pero a la hora de salir con balón dominado y en el mano a mano, tuvo dificultades. Volvió a jugar luego de 9 meses y 8 días.


Fuente: UH