El ministro Fretes se perfila para presidir este año la Corte Suprema

La novedad en el máximo tribunal sería que uno de los nuevos miembros estaría en el Consejo de Superintendencia. Salvo sorpresas, es lo que se escucha en los tribunales.

Actualmente, el ministro José Raúl Torres Kirmser, que se jubila en abril, es el presidente de la Corte, por lo que ya no es elegible, según la Ley 609/95, que organiza la Corte.

Tampoco lo son Miryam Peña, de la Sala Constitucional, por ser vicepresidenta; ni Luis María Benítez Riera, que preside actualmente la Sala Penal, ante la renuncia de Alicia Pucheta y la destitución de Sindulfo Blanco.

Con ello, en la Sala Constitucional, pueden llegar a la presidencia Antonio Fretes y Gladys Bareiro. De ellos, solo Fretes ya fue titular de la Corte, la última vez en el 2015, luego de Torres, mientras que su colega llegó a vicepresidenta.

En la Sala Civil, quedan los ministros César Garay y Eugenio Jiménez. El primero nunca fue presidente de la Corte, y llegó a ser vicepresidente. El otro es uno de los dos nuevos integrantes.

En la Sala Penal, Luis María Benítez Riera quedó como vicepresidente ante la salida de Pucheta y Blanco. Con ello, ya no sería elegible, mientras que Manuel Ramírez Candia es el otro integrante.

En esta Sala, solo Ramírez Candia podría ser electo para el Consejo de Superintendencia, con lo que podría ser presidente de la Sala Penal, lo que sería una novedad.

Así, son cinco los elegibles: Fretes, Bareiro, Garay, Jiménez y Ramírez. De los antiguos, Bareiro y Garay no tendrían votos para la presidencia, mientras que los nuevos tampoco. Con esto, Fretes sería el candidato preferido.

NUEVOS. En el 2020, los nuevos de la Corte serán la nueva mayoría. Es que sumados a Jiménez y Ramírez deben elegirse ministros que reemplacen a Blanco, Torres Kirmser, y Peña, quien el 17 de enero de 2020 cumplirá los 75 años.

Sumarán así cinco que le darán una renovación al Máximo Tribunal.

Actualmente, existe un bloque conformado por Jiménez y Ramírez Candia, según se ve en las actuaciones, y luego los antiguos ministros.

Aunque no hay un enfrentamiento directo, se notan algunos desacuerdos por el tema de la transmisión en vivo de las sesiones del pleno. Incluso, en la última sesión hubo un fuerte cruce entre Ramírez y Bareiro.


Fuente: UH