EEUU y sus aliados están resueltos a estrechar cerco contra Maduro

"Esperamos una transición pacífica hacia la democracia. Pero el presidente (Donald) Trump lo ha dejado claro: Todas las opciones están sobre la mesa", advirtió Pence en la reunión a la que asiste Juan Guaidó.

Pence ratificó que el gobierno de Trump está "100 %" del lado de Guaidó, una posición que fue secundada por sus principales aliados en Sudamérica, Colombia y Brasil, en el marco de las deliberaciones que buscan definir los próximos pasos contra la "dictadura" de Maduro.

"Ser permisivos con la usurpación de poder sería una amenaza para toda América", afirmó Guaidó, quien había pedido dejar abiertas "todas las opciones" frente a Maduro, cada vez más aferrado a los militares y apoyado por Rusia y Cuba. "No hay dilema entre la guerra y la paz, es la paz la que debe prevalecer. El dilema es precisamente entre democracia y dictadura", afirmó Guaidó.

El Grupo de Lima es una alianza de 13 países latinoamericanos más Canadá.

Tras la fallida entrega de asistencia a los venezolanos, golpeados por la escasez de alimentos y medicinas, el Grupo de Lima se encamina a elevar al máximo la presión sobre el gobierno chavista.

Este lunes Washington congeló activos de cuatro gobernadores alineados con Maduro en represalia por lo ocurrido, mientras el presidente Iván Duque abogó por un "cerco más poderoso y más efectivo" que dé paso a una transición en Venezuela.

Pence invitó al Grupo de Lima a que transfieran los activos de la estatal petrolera PDVSA a Guaidó y nieguen al "círculo íntimo de Maduro" el ingreso a sus países.

De igual forma anunció un nuevo desembolso de 56 millones de dólares para los países que reciben migrantes venezolanos. Desde el 2017 ha donado 195 millones para enfrentar el éxodo venezolano


Fuente: UH