EEUU da su visto bueno a combate al lavado y al crimen organizado

El embajador de las Estados Unidos de América en Paraguay, Lee McClenny, recibió el día de ayer en su oficina al ministro de la Secretaría Nacional de Inteligencia, Esteban Aquino, para darle a la actual administración un voto de confianza con una muestra de apoyo y visto bueno en las estrategias del Gobierno en materia de lucha contra el crimen organizado, lavado de activos y terrorismo.

"Tuvimos una franca conversación, donde expresó su complacencia por las últimas operaciones en lo que hace a la lucha antidrogas. Hablamos de cuestiones de cooperación en lo que tiene que ver con el área de seguridad e inteligencia. En nombre de su Gobierno, está complacido por la fuerte alianza estratégica que tenemos", comentó el ministro Aquino al salir da Embajada americana.

Desde el Norte alabaron los exitosos trabajos realizados últimamente por la Policía Nacional, la Senad (Secretaría Nacional Antidrogas), y el Ministerio Público, que terminaron con detenciones, decomisos de drogas y eliminación de estructuras de narcotraficantes en el país.

Para el Gobierno de los Estados Unidos, cuya cooperación en las áreas técnicas de inteligencia y seguridad son fundamentales para varias instituciones, el trabajo que realiza Paraguay es visto con buenos ojos, y se afianza su colaboración.

"Seguiremos trabajando con mucho profesionalismo, con mucha cooperación e intercambio de información a nivel internacional. Expresó sus felicitaciones, y él (McClenny) sabe que se está haciendo un trabajo coordinado de mucho esfuerzo", comentó el ministro de Inteligencia sobre la reunión.

¿Y HEZBOLLAH? Por otra parte, el embajador americano le expresó que el Gobierno de Donald Trump no comparte las aseveraciones y opiniones vertidas por el analista Emanuele Ottolenghi, de la Fundación para la Defensa de la Democracia con sede en Washington, ni los dichos del ex congresista de EEUU, Robert Pittenger, presidente del Foro Parlamentario de Inteligencia y Seguridad.

Estos suponen que el grupo terrorista de Oriente Medio lava dinero producto del contrabando de cigarrillos, narcotráfico, y otras actividades ilegales que se realizan en la Triple Frontera, donde se unen las naciones de Argentina, Brasil y Paraguay.

"Me aclaró (el embajador) muy bien que un funcionario de una ONG que ha vertido algunas opiniones sobre el Paraguay, lo hace como analista de dicha ONG y no representa en absoluto la posición de Washington ni la posición del Congreso de los Estados Unidos, ni la posición de la Embajada", sentenció Aquino a los medios.

El ministro puntualizó que se está mejorando el control en la zona de la Triple Frontera, y que se habló de redoblar y fortalecer el trabajo.

"Hemos coincidido en seguir trabajando, seguir monitoreando la Triple Frontera como lo venimos haciendo hace muchos años, y debemos de estar ahora más unidos en el trabajo de coordinación con los pares de la región", finalizó el secretario de Estado.

Qué dicen informes
Los informes de Emanuele Ottolenghi sostienen que existen elementos de pruebas suficientes para sostener que desde Paraguay se realiza financiamiento a grupos terroristas chiíes, y falta solo voluntad política de los gobernantes nacionales para reconocerlas, prueba de la hipótesis que sostiene, dice, es la detención y solicitud de extradición de Nader Mohamed Farhat por parte de la Justicia norteamericana.


Fuente: UH