Dictadura stronista: Codehupy sostiene que crímenes aún siguen impunes

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) manifestó por medio de un comunicado que, a pesar de la celebración de la caída de la dictadura stronista, "no se ha podido implementar un mecanismo que lleve a superar la impunidad de los crímenes cometidos" por el régimen.

Además, la organización aseguró que en muchos casos fueron banalizados en aras a una supuesta seguridad que "constituye una ofensa a tantas personas que aún hoy buscan Justicia".

Recientemente, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, bromeó con las fechas 2 y 3 de febrero cuando fue consultado al respecto.

Nota relacionada: Mario Abdo bromea sobre el golpe de Estado de 1989

El jefe de Estado respondió que el 3 de febrero es la celebración del aniversario de Ciudad del Este y que estará ahí para celebrarlo. Posteriormente, el mandatario se rectificó de sus palabras.

Abdo Benítez es hijo del secretario privado de Alfredo Stroessner, Mario Abdo Benítez.

La Codehupy recordó que tampoco se resolvió la situación de los bienes mal habidos.

Igualmente, indicó que sigue habiendo prácticas dictatoriales por parte del Estado, como ejecuciones de dirigentes campesinos que reclamaban derechos, sumado a los asesinatos en democracia de cientos de labriegos, que permanecen en la impunidad.

Nota relacionada: "Estando en la celda podía escuchar los gritos de Mario siendo torturado"

El régimen de Stroessner dejó 19.862 personas detenidas arbitrariamente, 18.722 personas torturadas, 236 niños y adolescentes privados de libertad, 17 nacidos en prisión, 20.814 exiliados políticos, 459 desparecidos y 128.076 víctimas.

Este sábado se conmemora el golpe de Estado que derrocó a Alfredo Stroessner. El fallecido dictador gobernó Paraguay desde 1953 hasta 1989.


Fuente: UH