Cónsul niega acoso y alega que le coquetearon

Héctor Figueredo, cónsul general de Paraguay en Buenos Aires, Argentina, negó el supuesto acoso sexual a Ana Grissetti, como lo denunció la paraguaya residente en el vecino país.

"Fue una invitación cordial. Es un ofrecimiento normal a una persona que vive a cinco horas de Buenos Aires", manifestó Figueredo en radio Monumental 1080 AM sobre la propuesta que le hizo a la joven para que pasara la noche con él.

De acuerdo con el diplomático, no se refería a su habitación, pues él se hospeda en un hotel donde están disponibles otros dormitorios. Es decir, a su criterio, hubo una mala interpretación de sus pretensiones.

En otro momento, desvió la conversación hacia la conducta de Grissetti, a quien acusó de coquetearlo e insinuar que quería pasar la noche con él.

“Fíjense en el perfil de esta mujer en el Facebook, son fotografías en poses no tan santularias", argumentó en su defensa el cónsul sin dar pruebas de sus acusaciones.

Lea más: Joven denuncia a cónsul paraguayo en Buenos Aires por acoso sexual

El escándalo se desató este miércoles, cuando Ana Grissetti publicó en su cuenta de Facebook que fue acosada cuando fue a la sede diplomática para coordinar un encuentro juvenil.

"Hoy me siento denigrada, siento que hubo una total falta de respeto del señor Héctor Figueredo hacia mi persona y hacia todas las mujeres, a las cuales por ser del género femenino este hombre cree que puede poseer a su voluntad, haciendo uso de su nombramiento para satisfacer sus perversiones", denunció.

¿Renunció?

Sobre su situación laboral, el cónsul aseguró que se debe a Cancillería, y pidió que se haga la apertura de un sumario administrativo. Incluso se comprometió a dar explicaciones a la justicia argentina para que se esclarezca el caso.

Negó que el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, le haya solicitado su renuncia y por su parte tampoco tiene intenciones de dirimir, aunque la Cancillería Nacional había anunciado a través de su cuenta de Twitter, en la noche de este miércoles, que le solicitaría al diplomático que dejara el cargo, pero la notificación aún no le llegó.

"Hay extorsión detrás de todo esto, una mano oscura política acá en Argentina", justificó el cónsul, pero se negó a dar más detalles.

Embed

Embed

Relató que vio solo una vez a la joven, cuando esta fue hasta la Embajada paraguaya en Argentina, donde la mujer se ofreció a acompañarle a buscar departamentos en Buenos Aires, ya que recién había llegado a ese país hace 15 días y aún no tenía alojamiento asegurado.

Figueredo fue nombrado en diciembre pasado como cónsul general en la capital porteña por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, sin que el mismo tuviera una carrera diplomática.

En esa ocasión, no supo detallar qué tareas tendría que realizar, solo tenía la información de que debía trabajar con la colectividad paraguaya.

Antes de ascender a este cargo, se desempeñaba como presidente de la Seccional de Carapeguá, en el Departamento de Paraguarí, donde activaba políticamente como dirigente de base del Partido Colorado.


Fuente: UH