Confirman 30 años de cárcel por matar a su esposa frente a sus hijos

El terrible hecho se registró en la localidad de Santa Rosa Misiones, la madrugada del Año Nuevo del 2014. La víctima fue Olga Delvalle, quien recibió varias heridas de machetillo e incluso fue degollada, conforme se probó.

El recurso extraordinario de casación fue rechazado en forma unánime por los ministros Manuel Ramírez Candia, Miryam Peña y Luis María Benítez Riera.

Los mismos ratificaron con ello el acuerdo y la sentencia del 29 de setiembre de 2016, dictados por los camaristas José Vargas, Avelina Torres y Antonio Insfrán.

Estos, a su vez, habían confirmado el fallo dado en juicio oral el 27 de julio de 2015, por los jueces Gabriela Llano, Óscar Talavera y Blas Barrios, quienes condenaron a 30 años al acusado Saldaña.

El recurso fue planteado por la defensora pública Sandra Maidana, quien pidió anular el fallo por falta de fundamentación.

EL CASO. El crimen fue por celos. Durante el juicio oral, el principal elemento contra el acusado fue el testimonio de sus propios hijos.

En el juzgamiento, Fermín Saldaña Cáceres admitió los hechos y pidió perdón. Dijo que estaba arrepentido y que está buscando reformarse dentro de la prisión.

Según Saldaña, no estaba de acuerdo con que su pareja viajara a Buenos Aires, Argentina, para trabajar. Así, iba a enviar dinero y él cuidaría de los hijos.

Conforme se probó en el juicio, los hijos del matrimonio, en ese entonces, de 5, 7, 13 y 15 años contaron que en la madrugada del 1 de enero de 2014, tras los festejos del Año Nuevo, dormían en el mismo cuarto que su madre en su casa de Santa Rosa.

Explicaron en el juicio que su padre entró a la habitación con un machetillo en una mano y un cuchillo en la otra. Subió sobre su madre y comenzó a herirla con sus armas.

"Él tenía un celular con linterna y puso en su boca la parte del teclado y así alumbraba mientras la apuñalaba. La señora pudo zafarse y corrió fuera de la pieza, pidiendo auxilio", relató en ese entonces el fiscal del caso, Francisco Javier Martínez.

"Ella empezó a correr y él con el teléfono en la boca y el cuchillo y machetillo en las manos la persiguió. Le agarró del cabello y le degolló", explicó en ese día el agente.

EL FALLO. En la casación, la defensa cuestionó que no había argumentación, sino que la camarista solo expuso las convenciones internacionales y afirmaciones dogmáticas sobre el feminicidio y la condena ejemplar.

El ministro Ramírez Candia, que fue el preopinante, explicó que el hecho de citar o traer a colación los tratados y la legislación no puede endilgarse de que el fallo es manifiestamente infundado.

Alega que del análisis realizado, la defensora pública "incurre en una duplicación de los agravios", ya dados contra el fallo del juicio oral.

Con ello vota por ratificar la resolución del Tribunal de Apelación de Misiones. Los demás ministros se adhirieron al voto.


Fuente: UH