Cementerios están llenos de basura y con minicriaderos por todos lados

Floreros, latitas y envases de bebidas alcohólicas y gran cantidad de objetos plásticos que acumulan agua en su interior, además de mucha basura esparcida sobre todo entre tumbas que evidencian el estado de abandono, convierten a estos camposantos en un ambiente propicio para el Aedes aegypti, transmisor del dengue, zika y chikungunya.

La insalubridad también se manifiesta en la existencia de numerosos panteones abiertos o nichos hundidos que dejan ver ataúdes viejos de los cuales escapan nauseabundos olores que favorecen igualmente la presencia de molestos insectos y de todo tipo de alimañas.

El panorama no es tan desalentador en la Recoleta por sus murallas perimetrales y el control de un plantel de guardias nocturnos; así como en el cementerio del Sur, cuyo territorio solo tiene 5 hectáreas. Sin embargo, en el del Este la situación se complica en sus 20 hectáreas de extensión, donde no se tienen veredas en condiciones, existen murallas caídas y amplias zonas que solo están protegidas por simples tejidos que lo hacen altamente vulnerable y favorece el ingreso de adictos y malvivientes al lugar.

RESPUESTA. El director de Necrópolis de la Municipalidad de Asunción, Gerardo Arévalo, explicó que para este sábado 2 de marzo tienen previsto el inicio de una campaña de fumigación en los tres cementerios de la ciudad, atendiendo que manejan denuncias que hablan de recipientes que pueden criar mosquitos.

"Hemos adquirido una partida importante de veneno para llevar adelante esta actividad que se extenderá por varias semanas, atendiendo que se trata de varias hectáreas que deben ser atendidas", sostuvo el funcionario comunal.

Asimismo, apuntó que tendrán la colaboración de cuadrillas de Senepa, quienes se encargarán de hacer rociados espaciales con vistas ya a la llegada de la Semana Santa, que congrega a gran cantidad de personas en estos camposantos para visitar a sus seres queridos extintos.

Puntualizó que se repartirán volantes y bolsitas de arena para concienciar a la gente sobre la eliminación de la práctica de utilizar floreros con agua, ya que ellos se convierten en potenciales criaderos en un tiempo en que se teme la aparición de una epidemia de males transmitidos por el Aedes aegypti.

Embed


Fuente: UH