Buscan fórmula para frenar la subvaloración de calzados

Registros de importación de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) revelan que al país siguen ingresando cada año calzados chinos a precios subvalorados e imposibles de competir para un sector de importadores formales y para fabricantes locales. El tema fue motivo de análisis entre gremios de los citados sectores afectados y autoridades del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), a fin de que se busque una forma de frenar el ingreso de esos productos que llegan con precios irrisorios.

De acuerdo con un informe expuesto por importadores formales, como Sallustro, Nike y Puma, entre el 2013 y el 2015 ingresaron al país calzados a precios de 77 y 70 centavos de dólar (G. 4.200 al cambio de hoy, al cual se le suma el pago de arancel de 932 guaraníes más el IVA del 13% sobre el precio de origen).

Durante la reunión, los importadores explicaron a los fabricantes locales que es esta importación con precios subvalorados de los productos, vía puerto chileno de Iquique, la que se constituye en el enemigo común de ambos.

Sobre el resultado de esta reunión, el viceministro de Comercio del MIC, Pedro Mancuello, manifestó ayer que ya se hizo el planteamiento a Aduanas, que estará convocando a una reunión para analizar qué medidas impulsar para frenar la subvaloración de productos, a partir de boletas de precios de origen que se presentan.

Indicó que existen pruebas concretas de que están ingresando calzados a setenta centavos de dólar. "Entonces, lo que se vio es que el enemigo de los fabricantes locales no son los importadores formales, sino los que ingresan productos subvalorados", enfatizó.

Añadió que más que nunca los calzadistas nacionales estuvieron de acuerdo con esto y que urge ver valores referenciales para la importación de calzados, especialmente el control de las facturas que vienen de China o del puerto de Iquique, Chile.

Mancuello dijo que deben buscar un punto de equilibrio para combatir la subvaloración, pero también tener en cuenta a los consumidores, especialmente el segmento de personas de escasos recursos que se surten de productos que puedan estar a su alcance en materia de calzados.

Refirió que, por ejemplo, en Argentina el precio referencial establecido es de 9 dólares por pares de calzados. Subrayó que aún dando el beneficio de la duda de que los costos de los calzados sean exiguos, se tendrá que analizar hasta cuánto podrían aumentar el arancel que se debe pagar. Explicó que aun subiendo al máximo del 35 por ciento, no incidiría mayormente en el costo del precio de cada calzado.

Finalmente, el viceministro de Comercio señaló que uno de los puntos fundamentales en este caso es el control de las facturas de origen para aplicar los correspondientes despachos.

Las cifras
70 centavos de dólar es el costo de origen con el que entran ciertos calzados importados al país.
920 / 1.000 guaraníes, montos entre los que oscila el pago de arancel por calzado de ciertos importadores.


Fuente: UH