Brasil buscará pagar menos a Itaipú y a Paraguay, alertan

En setiembre del año pasado, el propio Jorge Samek (ex director brasileño de Itaipú), había afirmado a ÚH que los brasileños verían la manera de reducir sus costos en la adquisición de energía de Itaipú. Enfatizó que los grupos empresariales desean que se baje hasta en un 50% la tarifa de venta de la binacional. Este precio debe ser revisado en el 2023, una vez que se cancele la deuda con Eletrobras.

Sin embargo, la reciente publicación de Estadão también indica que se revisará el pago por cesión de energía al Paraguay, el cual había sido triplicado en el 2009. Fue uno de los puntos firmados entre los presidentes Fernando Lugo y Luiz Inácio Lula da Silva, que hizo que el pago al Tesoro paraguayo pase de 3 dólares a 9 dólares por megavatio hora (MWh) cedido de la energía no utilizada.

"Esa asimetría seguramente será revisada. Eso no es ilegal, se basa en acuerdos y entendimientos de la era Lula y Lugo que permitieron eso. Los paraguayos se han aprovechado de esos términos", dijo la fuente del periódico de San Pablo. De acuerdo con el informante, los consejeros y directores de Itaipú están al tanto de estas condiciones y su renegociación es prioridad para el Gobierno de Bolsonaro.

La fuente añadió que el bajo costo de la energía es uno de los factores que ha sustentado el crecimiento económico del Paraguay y el país "ha utilizado esa ventaja para atraer nuevas industrias, inclusive, brasileñas".

No es novedad que el aumento en el pago por cesión de energía no cayó bien en varios grupos políticos del Brasil en su momento. Muchos lo calificaron de caridad y el ex canciller José Serra manifestó que se hizo "filantropía" con Paraguay.

ENERGÍA GARANTIZADA. El medio brasileño también refleja el actual impasse entre Eletrobras y la ANDE por la compra de potencia. Los brasileños están molestos por haber estado llevando la mayor parte de la energía garantizada (más cara), mientras que al Paraguay se le permitió tener una mayor proporción de la energía superior a la garantizada y a los excedentes, que representan costos más bajos.

Por tal motivo, Eletrobras ahora se negó a firmar los contratos para el 2019 y existe una fuerte diferencia con la empresa paraguaya, apuntó el periódico.

QUIEREN IMPONER. Por el otro lado, los representantes de la ANDE comentaron que Eletrobras y el lado brasileño de Itaipú les quieren imponer los niveles de contratación de potencia, al punto de exigirle que compre más energía garantizada, algo que la estatal no está dispuesta a aceptar, puesto que aumentarán sus gastos y podría terminar afectando al usuario paraguayo.

Pagar la misma tarifa permitirá ingresar USD 1.000 millones más
La discusión sobre mantener o reducir la tarifa de venta de Itaipú se viene encarando desde hace un par de años, dado que puede representar un ingreso adicional de USD 1.000 millones para cada país. No obstante, debido a los precios que están pagando los brasileños en la actualidad, su mayor conveniencia radica en bajar el precio de venta de la binacional y así también disminuirán las tarifas del Sureste. Si esto se termina acordando, no habrá ingresos adicionales.Es importante recordar que hoy la Itaipú paga USD 2.000 millones anuales al Estado brasileño por la deuda, que ya se cancelaría en el 2022; por lo que esa cifra podría ser repartida entre Paraguay y Brasil. Varios especialistas locales indicaron que a nuestro país le convendrá mantener la tarifa actual de la hidroeléctrica y ganar ese dinero adicional. Sin embargo, el desafío será crear un fondo de desarrollo, de manera a blindar esos recursos, enfatizaron. Si baja la tarifa de Itaipú, la ANDE también bajará sus costos y la tarifa de la electricidad para los usuarios paraguayos a su vez se reduciría. El Poder Ejecutivo aseveró que se estudiará la mejor opción.


Fuente: UH