Bacchetta carga en su espalda varios errores en su gestión

En sus antecedentes políticos, el senador de Colorado Añetete Enrique Bacchetta cuenta con varios errores, por lo que se vio en la necesidad de admitir y retractarse después.

En noviembre del 2013, cuando apenas se estaba estrenando como senador, estuvo en la lista de los 23 que salvaron del desafuero al colorado Víctor Bogado.

Justamente, luego de una serie de escraches ciudadanos a los que se unieron inclusive firmas comerciales, tanto Bacchetta como sus demás colegas tuvieron que retroceder en su postura y finalmente aprobaron el desafuero.

El senador, que en este momento está en el ojo de la tormenta, decidió entonces que en esa misma sesión se revea el caso de su colega Carlos Filizzola.

Bogado había sido imputado por el polémico caso de la niñera de oro, Gabriela Quintana, quien percibía irregularmente salario de Diputados y de una Binacional.

En cuanto a Filizzola, estuvo en la mira de la justicia por la compra de helicópteros en el Ministerio del Interior.

Por este mismo caso sigue procesado su primo Rafael Filizzola, y justamente fue también Bacchetta quien presentó la acción judicial.

En mayo del 2015, el colorado volvió al tapete al reconocer que hubo una equivocación con la aprobación y sanción de la Ley de Alianza Público-Privada (APP), en la que se había excluido el control del Congreso.

En busca de retractarse, junto con algunos de sus colegas presentó una modificación a la legislación para devolver las atribuciones al Parlamento.

"Si contamos con la mayoría suficiente para modificar el artículo 52, haremos que esta ley sea constitucional y de esa forma corregiremos el error que cometimos", había declarado el senador.

"Creo que mis colegas creen que esto es anticonstitucional. Reconozco que me equivoqué y debo cambiar mi error", indicó a los periodistas.

A FAVOR DE Ulises. Recientemente, Bacchetta volvió al foco de la atención al escribir un polémico tuit a favor de su correligionario, el diputado Ulises Quintana.

El mismo está recluido en la cárcel de Viñas Cué, y sobre él pesan denuncias que tienen que ver con narcotráfico.

El senador prácticamente le dio su apoyo político pasando por alto su cargo de presidente del JEM (Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados).

"Fuerza, querido Ulises, el cariño, afecto y confianza te lo ganaste caminando y trabajando duro, espero que pronto puedas recuperar tu libertad, deseo que tengas fuerza y fe, para poder enfrentar la injusticia que estás viviendo", tuiteó el parlamentario.

Esto prácticamente cayó como un balde de agua fría para el gremio de abogados y, sobre todo, para la fiscala Lorena Ledezma, quien está llevando adelante el caso.

A partir de sus declaraciones, Bacchetta intentó retractarse con otros tuits, mientras arreciaban las críticas.

El corporativismo se volvió a sentir dentro de la Cámara Alta, ya que hay una mayoría que minimiza lo sucedido, mientras que se realizan escraches en los que reclaman la renuncia del colorado.

Bacchetta alegó que cometió un error, y hasta lloró, pero no dio indicios de que podría apartarse de su cargo.

Antecedentes
4 Noviembre 2013.
Bacchetta trancó el desafuero de Bogado.
4 Mayo 2015.
El colorado admitió error en la polémica Ley APP.
4 Febrero 2019.
Dio su apoyo a un procesado por la Justicia.


Fuente: UH