Al fin Sacyr logrará crédito de USD 500 millones para APP de rutas 2 y 7

Después de que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) haya firmado otra adenda con la Sociedad Objeto Específico (SOE) Rutas del Este, integrada por la española Sacyr (60%) y la paraguaya Ocho A (40%), finalmente, el consorcio conseguirá el crédito internacional de USD 500 millones que financiará la duplicación de las rutas 2 y 7, que es el primer proyecto que se financiará bajo la Ley de Alianza Público-Privada (APP).

Aunque la cartera dio plazo hasta junio a la contratista para lograr el postergado "cierre financiero", esto ya se concretará el próximo viernes 15 de febrero, según confirmó ayer a este diario el titular de la Dirección de Proyectos Estratégicos (Dipe) del MOPC, Jorge Vergara.

El empréstito se obtendrá tras dos prórrogas que el MOPC otorgó a Rutas del Este, a casi dos años de la firma del contrato. Vergara, además, confirmó que los bancos que financiarán la APP son los estadounidenses JP Morgan y Goldman Sachs y la Cooperación Interamericana de Inversiones, que es la banca privada del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Dichas entidades financieras presentaron cartas de interés en el proyecto, lo cual fue anexado en la oferta del único participante y ganador de la licitación, que fue lanzada en el 2016, durante el gobierno de Horacio Cartes.

El director de la Dipe señaló además que apenas tengan la financiación estarán dando la orden de inicio de los trabajos y que lo más probable es que las obras ya estén iniciando en marzo.

El principal compromiso de Obras Públicas a la contratista es acelerar la liberación de la franja de dominio, donde se tienen unas 1.800 afectaciones.

Vale señalar que Rutas del Este ya se encuentra cobrando en los puestos de peajes de ambas vías sin concretar la anhelada duplicación. Los montos recaudados son depositados en un fideicomiso creado para administrar la APP, de la cual la SOE cobrará las inversiones realizadas cuando culmine al menos un tramo de la duplicación.

Recordemos que la sociedad percibirá unos USD 1.700 millones por construir, operar y mantener las rutas, durante los treinta años que durará el contrato, según las estimaciones, pero puede ser mucho más, dependiendo del crecimiento del tráfico.

Esto significa que percibirá el triple de lo que invertirá a través de diferentes pagos, los cuales comenzará a percibir del fideicomiso cuando culminen las obras.

Mota Engil abandonó el Consorcio. Recordemos que la empresa portuguesa Mota Engil abandonó el grupo que deberá duplicar las rutas 2 y 7 y el 20% de las acciones que le correspondían pasaron a manos de la paraguaya Ocho A, que pasó a tener el 40% de las acciones del consorcio del primer proyecto bajo la modalidad de alianza público-privada (APP). De esta forma, la empresa de la familia del asesor económico del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, Luis Alberto Pettengill Castillo, hijo del propietario de Ocho A, Luis Pettengill Vacca, tiene el 40% de las acciones de Rutas del Este. Con esta decisión, Mota Engil se prepara para dejar el país, después de que se haya frustrado su contrato del Metrobús.

Iniciaron pagos para liberar la franja de dominio
Desde diciembre pasado, el MOPC comenzó a pagar a los primeros afectados que ocupan la franja de dominio de las rutas 2 y 7, que fue la condicionante principal de Rutas del Este para conseguir la financiación de la duplicación. Los beneficiados son de las localidades de Caaguazú, Nueva Londres y Coronel Oviedo, desde donde se iniciarán las obras, según el MOPC. En total se tienen 1.800 afectaciones que deben ser liberadas, que incluyen ocupantes de la franja y propiedades privadas por donde pasarán las circunvalaciones, que requerirá una inversión estatal de USD 80 millones. Algunos frentistas hablan de que en total se tienen 4.000 afectaciones.


Fuente: UH