Acorralado, Benigno congela pago del aumentazo salarial a estatales

Entre la espada y la pared, acorralado por los numerosos cuestionamientos que recibió por avalar las subas salariales otorgadas por el Congreso a un selecto grupo de funcionarios públicos, el Ministerio de Hacienda decidió finalmente ayer congelar el pago de salarios a los estatales beneficiados con estos reajustes.

Mediante la Resolución 130, el titular del Fisco, Benigno López, ordena a las instituciones involucradas en los incrementos la suspensión de la liquidación y el pago de salarios a todos los funcionarios que han experimentado recategorizaciones sin haber realizado concursos y demás procedimientos establecidos en la Ley de la Función Pública. Esta determinación rige hasta tanto los entes realicen los ajustes, es decir, presenten la documentación que respalde las subas.

De acuerdo con los datos de Hacienda, son 2.123 los funcionarios que recibieron aumentos directamente desde el Congreso, sin el aval del Ejecutivo y sin la realización de concursos (ver infografía).

En el considerando de la Resolución 130, la cartera fiscal argumenta que el aumento de categorías sin haber pasado por pruebas de oposición está en colisión con la Ley de la Función Pública y el decreto reglamentario de la Ley de Presupuesto.

EMPLAZAMIENTO. Según informaron desde Hacienda, esta disposición interna fue enviada ya en la tarde de ayer a las 35 entidades cuyos funcionarios recibieron los sigilosos aumentos de sueldos.

Estos organismos fueron emplazados a presentar, en un plazo no mayor a 48 horas, la información detallada con respecto a los reajustes.

Asimismo, se exige la exposición de los documentos de modificación presupuestaria necesarios para realizar los ajustes, tomando como referencia el anexo de personal del año pasado.

BLANQUEO. El Tesoro había elevado su voz de protesta luego de detectar que 2.123 funcionarios habían recibido aumentos desde el Congreso sin su aval técnico y sin la realización de concursos.

El ministro López había calificado estos reajustes como un incentivo perverso, ya que no se respetó el rol de Hacienda para la elaboración del plan de gastos. Sin embargo, tras participar del Consejo de Ministros con presencia del presidente Mario Abdo Benítez (hermano de Benigno) y reunirse con el titular de la Bicameral de Presupuesto del Congreso, Arnaldo Samaniego, el titular del Fisco afirmó que los aumentos fueron legales y que el Congreso no actuó de forma irregular.

Con esto, evitó un enfrentamiento con el Legislativo, en momentos en los que el movimiento oficialista busca colocar al frente de Diputados a Arnaldo Samaniego, con lo que el Gobierno también lograría mantener un control sobre el Parlamento. A esto se suman las versiones de que el blanqueo a las subas se utilizaría como moneda de cambio por la reforma tributaria.

Embed

Marito apuesta al diálogo y evita choque con Congreso
El presidente Mario Abdo Benítez señaló ayer que no tuvo tiempo de abordar a profundidad los aumentos salariales y que hablaría de ello con su hermano, el ministro Benigno López.Defendió las declaraciones del titular del Fisco y apuntó que la idea es no chocar con el Congreso. "No queremos un enfrentamiento (con el Congreso). Vamos a dialogar con los congresistas, respetar el trabajo que hicieron, y tratar de consensuar", manifestó el mandatario. Negó que la situación sea parte del pago de favores políticos, pero sí reconoció que los reajustes tomaron por sorpresa al Ejecutivo. "En cada tratamiento del presupuesto se origina este debate, es un debate sano. Puede ser parte de un debate en una reforma constitucional", acotó el presidente.


Fuente: UH