Acera y asfaltado destruidos por un caño roto y manantial

La existencia de un caño roto sobre la calle León Fragnaud, que deja correr cuadra abajo un importante caudal de agua, va minando de baches de manera progresiva el asfaltado de la avenida Mariscal López, frente al cementerio de la Recoleta, generando inconvenientes al intenso tráfico de ese punto de Asunción.

A esto se suma la presencia de un manantial en la misma vereda de este camposanto capitalino, el cual deterioró casi por completo este espacio público, inutilizando las baldosas y llenando de barro todo el paso, lo que también ocasiona molestias a los peatones que pasan por el lugar.

Gloria Ferreira, una transeúnte que utiliza frecuentemente este itinerario, comentó que desde hace bastante tiempo se tiene este problema sobre la acera, en una situación que se torna riesgosa para personas con discapacidad o gente de la tercera edad.

RESPUESTA. El gerente de Redes de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Miguel Rodríguez, explicó que en el caso del agua surgente sobre la vereda de la Recoleta será necesaria una intervención conjunta con la Comuna capitalina, de manera a encontrar una solución definitiva.

Por otra parte, indicó que en lo que respecta a la pérdida sobre León Fragnaud, se encargarán de regularizar inmediatamente la avería para que posteriormente se proceda a cerrar los agujeros abiertos en el pavimento de Mariscal López.

"Necesitamos que la ciudadanía nos acerque sus reclamos y denuncias sobre pérdidas para que podamos repararlas. El trabajo que estamos haciendo con la Junta Municipal es impecable y eficiente", manifestó.

En ese sentido, resaltó que en promedio están recepcionando unos 120 pedidos de arreglo de caños rotos por día y que la solución llega a unos 90 a 100 de ellos por jornada.

La corporación capitalina habilitó la línea (0986) 720-563 y además una oficina de enlace con la empresa aguatera para que las personas puedan solicitar reparaciones en las calles de la ciudad.


Fuente: UH