15 personas siguen hospitalizadas tras supuesta intoxicación con pollo

Una gran cantidad de pobladores del barrio Obrero de Pedro Juan Caballero resultaron intoxicados luego de que supuestamente hayan consumido pollos al espiedo.

El hecho se registró durante la tarde de este domingo, cuando más de 27 personas fueron atendidas en el Puesto de Salud local, mientras que al Instituto de Previsión Social (IPS) acudieron 10 pacientes.

Un total de 15 pacientes, en su mayoría niños, continúa hospitalizado, informó el periodista de Última Hora Marciano Candia.

El doctor Juan Carlos Armoa, médico de guardia del Puesto de Salud de barrio Obrero, informó que desde las 16.00 recibieron pacientes con cuadro de intoxicación alimentaria, que llegaron masivamente al servicio de urgencias con síntomas de diarrea y vómito.

“La intoxicación alimentaria fue por consumo de pollos, pero ninguno reviste gravedad”, manifestó.

Comerciante desconoce motivo de la intoxicación

Aurelio González, propietario del copetín de donde las personas intoxicadas habrían consumido el alimento, contó que compró 14 bolsas con el producto de una empresa que comercializa este tipo de alimentos a nivel nacional y que este domingo vendió un total de 120 pollos.

“Me sorprende demasiado, hace casi nueve años que trabajo en esto y nunca pasó algo similar, no puedo decir el origen del problema, me agarró por sorpresa”, explicó en comunicación con Radio Oasis de Pedro Juan Caballero.

El comerciante no supo explicar el motivo de la intoxicación de todos los consumidores y dijo que varios de ellos habrían comprado el pollo de otro local.

“A veces se corta la cadena de frío, entonces hay mucho problema, el pollo viene en bolsa, guardamos en un freezer, descongelamos, limpiamos y después le ponemos los ingredientes”, explicó.

González pidió disculpas a todas las personas que resultaron intoxicadas y afirmó que nunca habría hecho algo que ocasionara un daño a sus clientes. Aseguró que redoblará los cuidados para que esta situación no vuelva a ocurrir. Además, afirmó que controló la fecha de vencimiento y que el producto no estaba vencido.

Asesora de la empresa niega responsabilidad

La abogada Ramona Núñez, asesora de la empresa distribuidora San Gabriel, que comercializa los productos de la marca Pechugón, dijo que el problema no se originó en el local, porque ahí los pollos permanecen en un lugar altamente congelado.

Los productos fueron entregados el jueves pasado al comerciante Aurelio González, para su posterior comercialización, y no estaban vencidos, según su relato.

“Se tiene que analizar la cuestión para tratar de encontrar culpables y no tirar la pelota a la empresa distribuidora. No vamos a decir que la empresa sea responsable porque no se encuentra irregularidad alguna en esta empresa”, manifestó.

Dijo que funcionarios de la Municipalidad de Pedro Juan Caballero ya acudieron a inspeccionar el lugar y que labraron acta de que no existe irregularidad en la empresa.

“Las personas están siendo víctimas de gente malintencionada para poder perjudicar a la empresa, competencia desleal podría ser. Existe competencia de un producto a otro, no estoy afirmando, pero es lo que creo. Se tiene que tratar de ver cómo estas personas manejaron estos pollos, la manera de guardar, si los freezers de ellos están funcionando bien”, comentó.

La Fiscalía ya tomó conocimiento del caso.


Fuente: UH