Urge revertir la contaminación de los pozos del Acuífero Patiño

Un trabajo de investigación realizado por técnicos de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción, con respaldo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), denominado "Monitoreo y simulación de transporte de contaminantes en zonas urbanas del Acuífero Patiño", revela que los pozos de agua que surten el líquido vital a importantes poblaciones en zonas de Asunción y su área metropolitana, Departamento Central y algunas regiones del Departamento de Paraguarí, presentan una concentración de nitrato por encima de lo permitido en Paraguay, que es de 45 miligramos por litro, además de una alta salinización.

Los resultados del estudio, que han sido presentados oficialmente por las autoridades del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), se basan en muestras realizadas en pozos en agua ubicados en Lambaré, Villa Elisa, San Lorenzo, Itá y Paraguarí, denotando un proceso de contaminación generado por la acción humana, a través de los vertidos incontrolados de tipo urbano e industrial, que tienen que ver tanto con el vertido de basura como por la falta de un adecuado sistema de desagüe cloacal.

En un estudio anterior ya se había detectado una alta presencia de nitrato y aditivo de combustibles en el Acuífero Patiño, que se filtran principalmente desde las estaciones de servicio. En este caso, la contaminación se produce fundamentalmente porque varias empresas proveedoras de agua, administradas por juntas de saneamiento y aguaterías privadas, no son suficientemente controladas por los organismos del Estado, especialmente el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Erssan) y no aplican los procesos de tratamiento necesarios para proteger el agua y garantizar su calidad.

A pesar de contar con importantes reservas de agua, como el Acuífero Guaraní y el Acuífero Patiño, el Paraguay está permitiendo que uno de sus más importantes y preciados recursos naturales se esté degradando rápidamente.

El Acuífero Patiño tiene una extensión libre de 1.173 kilómetros cuadrados. Se encuentra debajo de las ciudades de Asunción, Capiatá, Fernando de la Mora, Lambaré, Limpio, Luque, Mariano Roque Alonso, Ñemby, San Antonio, San Lorenzo, Villa Elisa, Paraguarí, Yaguarón, Itá, Pirayú, Ypané, Ypacaraí y J. Augusto Saldívar, y es la principal fuente de toma de agua para localidades densamente pobladas, lo cual hace que la critica situación detectada se convierta en una problemática de interés nacional.

La contaminación de la reserva acuífera constituye un grave riesgo para la salud pública, que debe ser enfrentado con acciones de mayor control desde organismos del Estado, con la mejora de los sistemas de tratamiento y una sanción ejemplar para quienes incurren en delitos ecológicos. Hace falta profundizar la educación ambiental de la población, considerando que gran parte del daño se produce por la inconsciente acción humana, pero también urge invertir en una mejor infraestructura de alcantarillado sanitario.


Fuente: UH