Tras 5 años, Presupuesto estatal no será recortado por el plan financiero

El Poder Ejecutivo venía utilizando en los últimos años el plan financiero para implementar límites al PGN, debido especialmente al aumento de los gastos rígidos aprobados cada año en el Congreso. La última vez que se había autorizado la utilización del 100% de los fondos presupuestarios fue en el 2014.

Embed

Debido a los aumentos salariales otorgados a docentes, jueces y funcionarios fiscales, el Tesoro había anunciado un "topeo fuerte" al Presupuesto estatal apenas fue sancionado el documento. Sin embargo, de acuerdo con Llamosas, finalmente no hubo necesidad de recurrir a recortes porque el Congreso respetó en general la estimación de ingresos; es decir, no infló el gasto total.

Embed

En contrapartida, prosiguió el ministro sustituto, como los reajustes salariales tienen un impacto en el incremento de la rigidez presupuestaria, en el decreto reglamentario emitido días atrás se contempló una serie de restricciones.

Explicó que las instituciones ya no podrán aumentar por decreto los montos globales en el rubro de servicios personales, entre los que se incluyen los conceptos de salarios, bonificaciones y gratificaciones, entre otros.

"Pusimos en el decreto reglamentario una restricción para que solamente pueda ser vía ley. Entonces, cualquier entidad que quiera aumentar sus servicios personales, debe ir al Congreso y debe ser vía ley. Esto nos dará más control con respecto al tema del gasto y principalmente del gasto salarial", expresó.

Añadió que, monitorearán de igual manera cómo se desarrolla la coyuntura económica, por si tenga un impacto en la recaudación tributaria.

Otros límites. Además de esta restricción, el decreto reglamentario estableció que los cargos vacantes producidos en 2018 solo podrán ocuparse con aprobación del Equipo Económico Nacional.

Asimismo, de conformidad con la Ley del PGN, los aguinaldos extras volvieron a quedar suspendidos para el 2019, al igual que los retiros voluntarios y la contratación de reaseguros, mientras que las contrataciones de seguros médicos no deberán sobrepasar los G. 1.000.000 por funcionario y de bocaditos los G. 400.000.000 por entidad.


Fuente: UH