Suboficial dispara al aire y mata a su hermana de un tiro en la cabeza

El suboficial de la Policía Nacional Dionisio Rodríguez Sanabria se dio por detenido ayer en la comisaría de Horqueta, por estar sospechado de matar a su propia hermana, Ceveriana Rodríguez, de un disparo de arma de fuego en la cabeza. La mujer recibió el balazo cuando el uniformado hacía disparos al aire en la casa de su madre, en la compañía Santa Librada, de la referida ciudad de Concepción, en la noche del sábado último.

Según el relato del fiscal interino de la causa, Pablo Zárate, aparentemente el policía, con destino en la Comisaría 21ª de Kurusu de Hierro, se encontraba bajo los efectos del alcohol, ya que estaba disfrutando de su día libre.

Zárate comentó que en su declaración indagatoria el policía manifestó que estaba tomando cerveza con unos amigos, cuando se enteró de que en la casa de su madre había llegado la nueva pareja de una de sus hermanas, quien aparentemente habría agredido a su hijo, por lo que fue con intención de reclamarle.

Llegó a la casa de su madre en total estado de ebriedad, con arma de fuego en mano, reclamando la presencia de su nuevo cuñado que –según él– agredió a su hijo. Sin embargo, este no se encontraba, lo que enfureció más a Dionisio Rodríguez, que empezó a vociferar contra toda su familia.

Ante esta situación, la madre invitó a su hijo policía a retirarse a descansar en su casa, que está a unas pocas cuadras del lugar. Pero, al contrario, esto enervó más al policía, que empezó a hacer disparos al aire, y cuando bajó el arma, hizo otro tiro en diagonal que impactó en la cabeza de su hermana Ceveriana. La mujer cayó y murió en el mismo lugar.

Los familiares intentaron socorrer a la víctima, pero ya fue tarde, porque Ceveriana murió casi de manera instantánea, mientras que el suboficial se fue a su casa.

"El caso constituye un fratricidio, crimen entre hermanos, y la expectativa de pena es de hasta 30 años. Fue imputado por homicidio doloso", manifestó el fiscal.

Zárate dijo que posteriormente el suboficial se dio por detenido en la comisaría jurisdiccional, quedando ahora a cargo del juzgado.

"Logramos incautar el arma, que sería un revólver calibre 38, del cual se efectuaron cinco disparos, uno de ellos impactó en la cabeza de la mujer", dijo el fiscal.

En otro momento, mencionó que al suboficial también le realizaron el alcotest correspondiente, que arrojó 1,92 ml/g de alcohol por litro de sangre, o sea que estaba totalmente borracho.

A diario estaba bebiendo el policía
Según testigos y gente que conoce a la familia, el suboficial Dionisio Rodríguez desde hace meses andaba con algunas copas de más, ya que aparentemente tenía problemas con su familia, supuestamente estaba reclamando algunas hectáreas de tierras, que forman parte de un bien familiar, pero que hasta el momento no le estaban dando. La mujer dejó huérfanos a tres hijos, un marido que, además, es un suboficial de la Policía Nacional también, quien no pudo reaccionar a tiempo para salvar a su esposa, ya que nunca pensó que su camarada actuaría así.


Fuente: UH