Sin pagar rescate, empresario y peón secuestrados son liberados

El Ministerio Público sostiene que los secuestradores se sintieron acorralados, ya que tuvieron apoyo de un helicóptero de la Policía del Brasil, que pasó cerca del lugar donde estaban, y posteriormente se dio la liberación.

Esto empezó aproximadamente a las 09.30. El agente fiscal Hernán Mendoza explicó que los delincuentes llegaron hasta la propiedad de Villalba y primero redujeron al peón Cuenta, y esperaron que llegue el dueño. Apenas llegó fue capturado.

La propiedad se encuentra en la colonia Mariscal López, Tercera Sección, donde se explota una cantera. Los delincuentes rompieron puertas e ingresaron a la casa para buscar dinero, y al no encontrar nada llevaron a las dos personas en la camioneta de la víctima.

Los secuestradores contactaron primero al yerno de Villalba, el concejal municipal Ronald Lorenzo Riveros Saucedo. Desde el teléfono celular de la víctima, a las 09.37 llamaron los autores, y en guaraní exigieron la suma de 70 mil reales.

"Los familiares no quisieron formular ningún tipo de denuncia atendiendo a la gravedad del hecho y la exigencia de los secuestradores, pero al tomar estado público, la Fiscalía tuvo que intervenir y se abrió una investigación de oficio, y se estuvo acompañando de forma cautelosa las negociaciones en torno a este hecho", comentó el fiscal Mendoza.

Las negociaciones se realizaron hasta aproximadamente las 12.30, mientras el helicóptero policial brasileño sobrevolaba Capitán Bado para buscar dar con las víctimas.

LIBERADOS. Con el asedio de las autoridades, los criminales optaron por liberarlos sin cobrar el monto del rescate, que incluso había bajado, según los investigadores. "El monto de 70 mil reales como exigencia para la liberación de estas personas posteriormente fue bajado por los captores, y una vez que tuvimos el apoyo aéreo de la Policía brasileña estas personas se sintieron acorraladas", dijo Mendoza.

Por su parte, el fiscal Armando Cantero agregó que lograron un resultado positivo, pues "ambos (secuestrados) están sanos y salvos, con vida". Añadió que no tenían lesiones graves, pero que Villalba tenía algunas escoriaciones.


Fuente: UH