River impuso su estilo

El equipo de Daniel Farrar mandó en el juego, producto del buen posicionamiento y distribución de sus jugadores. Sin hacer un despliegue físico exagerado, los locales se adueñaron de la mitad de la cancha, donde Emiliano Agüero ordenó la tarea de recuperación y le dio claridad a la circulación del balón. El Kelito tuvo también la virtud de plasmar esa diferencia en el marcador con el tanto de Viera. A Luqueño le costó arrimar peligro hacia el arco de Gavilán, porque no pudo conectarse con el Tanque Rivero. Una vez que lo consiguió, desnudó las debilidades del local y Rivero aprovechó un descuido y empató el juego.

En el complemento, River golpeó rápido y Luqueño acusó el impacto y tardó mucho para ir decididamente en pos del empate, siempre apostando al juego aéreo.


Fuente: UH