Premio Nobel es despojado de sus honores tras comentarios racistas

El biólogo James Watson, ganador del premio Nobel de Medicina en 1962 por ser uno de los descubridores de la estructura del ADN, volvió a lanzar una de sus teorías racistas a principios de este mes, después de 10 años. En esta ocasión le costó los honores.

En un documental que emitió el canal público norteamericano PBS afirmó que entre los blancos y los negros hay diferencias en los resultados de las pruebas de inteligencia.

En el laboratorio que dirigía, fue despojado de los títulos honoríficos que recibió, según una publicación que realizó este domingo la CNN en Español.

Nota relacionada: El codescubridor del ADN, James Watson saca a subasta su premio Nobel

"El laboratorio condena el uso indebido de la ciencia para justificar los prejuicios", argumentó a través de un comunicado el Laboratorio de Cold pring Harbor (CSHL, por sus siglas en inglés), en Long Island, Nueva York, el cual dirigió entre 1968 y 1993.

Calificó de "reprensibles" los comentarios del científico de 90 años.

En 2007, Watson dijo al diario Sunday Times de Gran Bretaña que "era inherente pesimista con respecto a las perspectivas de África (…) porque todas nuestras políticas sociales se basan en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, mientras que todas las pruebas dicen que en realidad no".

Embed

Agregó a esto que, si bien esperaba que todos fueran iguales, "las personas que tienen que lidiar con empleados negros consideran que esto no es cierto", dijo.

Se disculpó en su momento, pero pese a ello, volvió a emitir el mismo discurso. No cambió de tesis.

Otro tipo de polémicas declaraciones que había hecho, fue en 1997, cuando afirmó que las mujeres deberían poder abortar por cualquier motivo, como por ejemplo si se encontraba un gen de homosexualidad en el feto. Lo citó el medio británico Sunday Telegraph.

Durante una gira de conferencias del 2000, incluso, insinuó que podría haber vínculos entre el peso de una persona y su nivel de ambición, al igual que entre el color de la piel y la capacidad sexual.

En 2003 sugirió que la estupidez era una enfermedad genética que debía tratarse.

Watson, junto a Francis Crick, descubrió la estructura de doble hélice del ADN en la década de 1950, basándose en la labor de la química británica Rosalind Franklin.


Fuente: UH