Plantean espacios lúdicos en plazas para dar seguridad a niños nativos

Es por eso que ayer se abrió una mesa interinstitucional entre el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia (Minna), el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y la Municipalidad de Asunción para dar contención a los niños y niñas nativos que están en proceso de callejización.

Se desconocen las cifras oficiales de cuántos niños, niñas y adolescentes indígenas hay en situación de calle en capital. Se sabe, eso sí, que dicha cantidad fluctúa y ronda entre 50 y 100 en promedio.

La ministra Teresa Martínez, titular del Minna, comentó durante la citada reunión que varios menores fueron internados –algunos ingresaron a terapia– por efecto del calor, con cuadros de deshidratación y gastroenteritis.

"Necesitamos establecer un espacio lúdico, instalarnos ahí, porque no es suficiente llevándoles las cosas. Porque dejarles en cantidad hace que los padres salgan a vender a las calles leche y agua que les damos en botellitas; entonces no tenemos la certeza de que los niños reciban la alimentación adecuada", refirió.

Insistió en la instalación de un "espacio seguro" en tanto dure su permanencia en la capital. "Mientras no se vayan hay que proteger a esos niños, y después hay que ver en sus comunidades las condiciones en que están. Corren el riesgo, y ya pasó, que sean atropellados por un auto", dijo al señalar que muchos juegan con las mangueras de agua ubicadas en la vereda de las plazas céntricas.

"Necesitamos poner una carpa, como solemos hacer en la Plaza Uruguaya, para retener a los niños y que no salgan a las calles. Hasta ahí podemos negociar con los papás para que los niños estén protegidos: ahí pueden jugar, pintar, como una pequeña colonia. Se distraen y quedan adentro", propuso.

Del resto, los reclamos y negociaciones con los adultos, debe encargarse el Indi.

Del lado de la Comuna capitalina, será la Dirección General del Área Social, a cargo del Dr. Iván Allende, la que disponga un sitio seguro para el resguardo de los menores.


Fuente: UH