Papo Morales se abstuvo de declarar por otro caso de agresión

El fiscal Benjamín Vera imputó a Papo Morales por privación ilegítima de libertad, coacción grave y transgresión a la ley de armas, tras la denuncia presentada por Alejandro González, administrador de una radioemisora del Departamento de Cordillera, propiedad de la madre del estanciero.

Sobre el caso, el polémico ganadero fue convocado, pero se abstuvo de brindar declaración indagatoria. Fue llevado a la ciudad de Caacupé, donde se había registrado el hecho.

Lea más: Fiscalía imputa a Papo Morales por tortura a peón

El administrador contó que el pasado 7 de enero Morales llegó a la radio y, a punta de un arma de fuego, lo privó de su libertad durante varias horas. En todo momento le exigió que le entregue dinero en efectivo, a cuenta del medio de comunicación, pero González le explicó que no tenía.

Lea también: Papo Morales asegura que video se trata de una producción de cine

Por el caso, Papo Morales se expone a 15 años de pena de libertad, teniendo en cuenta que, según explicó el fiscal a Telefuturo, cada hecho punible por el que se lo investiga tiene entre 3 y 5 años de pena carcelaria.

Lea también: Allanan hotel donde Papo Morales estuvo por última vez

El mediático Gregorio Morales fue detenido el jueves último en la localidad de Villarrica, Departamento de Guairá, después de que se difundiera un video en el que se lo ve amenazando con un arma larga a Alejandro Talavera, peón de una estancia de su madre.

El caso de agresión se registró en el 2018, dijo la víctima, quien comentó que Papo lo agredió después de que él comunicara a la madre que el hijo intentaba vender varias cabezas de ganado sin su consentimiento, como ya lo había hecho anteriormente.


Fuente: UH