Maduro quiere dialogar, pero Guaidó dice que no se prestará a falso diálogo

En Venezuela, Nicolás Maduro y Juan Guaidó ofrecieron casi en simultáneo, una rueda de prensa. Cada uno expuso sus argumentos sobre la situación política que vive el país actualmente.

Maduro aseguró que está abierto y dispuesto al diálogo con la oposición, en las condiciones que sean, porque considera que hablando es la única vía para encontrar una solución a la crisis que enfrenta el país bolivariano

Lea también: El mundo pide salida pacífica en Venezuela ante la división y las protestas

El chavista comentó que siempre hubo y habrá canales de comunicación con la oposición, pero que estas posibilidades siempre fueron promovidas por él.

"Estoy comprometido para el diálogo nacional, hoy, mañana y siempre", aseguró; mientras Guaidó refirió que no se prestará para “un falso diálogo” con el gobierno de Maduro.

Lea más: Guaidó reaparece y llama a nuevas movilizaciones en Venezuela

El presidente constitucional recordó que el diputado Guaidó ya se había reunido el pasado 5 de enero con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, a quien prometió no autojuramentar. "Yo dije que era mentira", aseguró Maduro sobre las palabras del opositor.

Calificó al joven parlamentario como un agente formado por Estados Unidos, sin capacidad autónoma de decidir y pensar.

Relaciones con EEUU

Nicolás Maduro expresó que Estados Unidos no es Donald Trump y que el presidente norteamericano es apenas pasajero. "No quiso cambiar su política con Venezuela, eso lo llevará a más fracaso", sentenció.

Confirmó que las relaciones que rompió con el país del norte es diplomática y política, pero que en otros aspectos la cooperación florecerá.

Habló de su intención de seguir manteniendo relaciones comerciales con el país de Trump y de que le seguirán vendiendo petróleo si reciben pedidos.

Nota relacionada: El Gobierno de Estados Unidos evacúa de Venezuela a su personal no esencial

Manifestó que se considera un admirador de Estados Unidos. Reconoció el carácter de potencia de ese país, pero lamentó que no evolucionen y que toda esa fuerza y capacidad la quieran utilizar para "dominar el mundo". "No soy antiestadounidense, soy antiimperialista", expresó.

Destacó que parte del equipo diplomático de Estados Unidos ya haya salido de Venezuela, como él lo ordenó hace unos días, y en caso de que no se vayan todos para el domingo, cuando se cumple el plazo de 72 de horas que les dio para abandonar su país, analizará qué medidas tomar.

Confirmó que recibe todo el apoyo de Rusia, tanto para inversiones en varios rubros como en cooperación militar, que existe desde hace muchos años y seguirá en adelante "de manera profunda".


Fuente: UH