Madre e hija asaltadas por delincuentes vestidos de militares en Limpio

Celestina Núñez y su hija, Montserrat Cristaldo, iban a bordo de su automóvil por un oscuro camino vecinal que las dirigía a su vivienda, situada en la compañía Aguapey de Limpio. Otro vehículo seguía su camino, pero no imaginaron que eran hombres fuertemente armados.

Estaban retornando a su casa, cerca de las 23.00 de este lunes, luego de una larga jornada. Horas antes, habían parado en Mariano Roque Alonso para extraer dinero de un cajero automático y luego, ya en su ciudad, se detuvieron en un local gastronómico para comprar la cena.

Hecho el recorrido, tomaron el trayecto rumbo a su domicilio; sin embargo, pocas cuadras antes de llegar, el auto que venía detrás les cerró el paso y las acorraló para que no pudieran huir. Fue entonces que descendieron dos hombres armados y vestidos con atuendos militares.

"Fueron 15 minutos de terror, uno vino hacia mí y el otro fue hacia mi hija (que estaba conduciendo). Intenté abrir la puerta y me gritó para que quede adentro, mientras que a mi hija ya le agarraron del cabello y la sacaron", relató Núñez a NoticiasPy.

Los delincuentes se apropiaron del vehículo y tomaron de rehén a las dos mujeres. Uno de ellos se sentó al volante y las obligó a entregar sus respectivos celulares para quedar incomunicadas.

Llamativamente, según expresó la víctima, no les pidieron el dinero ni parecían estar interesados en el automóvil. Pero aseguró que los sujetos ya seguían sus pasos desde el momento en que salieron del cajero automático.

"Del susto les dije que lleven el vehículo, que no tenía GPS, y que nos dejen salir. En ningún momento nos pidieron plata", resaltó la víctima.

Finalmente, las víctimas fueron abandonadas en las cercanías de su barrio y los supuestos asaltantes fueron alcanzados por otros dos hombres que también iban en el auto que las interceptó.

El comisario Osvaldo López señaló que, presuntamente, los sujetos no son de los alrededores. No obstante, los agentes policiales recogerán las imágenes de dos circuitos cerrados cercanos para lograr identificarlos.


Fuente: UH