Madre decide donar órganos de su hijo con muerte cerebral

La mujer, identificada como Edina Hoinacki, relató que llegaron a CDE a las tres de la madrugada, desde Katuete, Departamento de Canindeyú, en una ambulancia para encontrar una respuesta al problema que padecía su hijo, pero lamentablemente ya no se pudo hacer nada.

"Cuando llegamos acá ya estaba sin vida. Los doctores le hicieron la resucitación, pero ya no aguantó más. Tenía muerte cerebral, solo estaba latiendo su corazón. Es mi único hijo, mi eterno hijo y le perdí acá. Les di a los médicos para que lo resuciten, viendo mi desesperación y la de su padre", relató.

Comentó que su hijo solo se enfermó un día, nunca presentó alguna señal del tumor que tenía en la cabeza. "Le llevamos al hospital allá porque tenía mucho dolor de cabeza y allí nos dijeron que era un caso grave y que lo traigamos aquí. Tenía un quiste silencioso, que no presentó ningún síntoma y cuando se presentó el síntoma ya estaba muy avanzada la enfermedad".

Relató que decidieron donar los órganos con la intención de salvar otras vidas. "Nos miramos con el papá de mi hijo y nos dijimos: 'No pudimos salvar la vida de nuestro hijo', pero queríamos, hicimos de todo para que viva y no conseguimos. Entonces decidimos donar sus órganos, porque él se va a convertir en un ángel que va a salvar a otros".

Añadió que es una forma de tener vivo al hijo: "Él tiene el corazón perfecto, los pulmones van a ayudar a muchas criaturas que necesitan, que serán parte de mí".

Mencionó que el niño estaba en el cuarto grado y el 11 de febrero iba a ser su cumpleaños, "ya estaba todo preparado para su fiesta, que él mismo estaba eligiendo".


Fuente: UH