Los hogares volverán a cargar con el crecimiento económico este año

El Banco Central del Paraguay (BCP) prevé que del índice de crecimiento de 4% pronosticado para la economía en su conjunto, el 2,6% estará compuesto por el consumo privado. La banca matriz explica que esta variación estará impulsada por el incremento de la demanda de bienes durables y mayores importaciones de bienes de consumo.

Embed

El Gobierno, por su parte, tendrá una incidencia de apenas 0,2%, cifra que el BCP considera "consistente" con el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2019, "que resalta la racionalización del gasto corriente y el aumento de los programas sociales, pero dentro de los límites del cumplimiento de la LRF (Ley de Responsabilidad Fiscal)", sostiene el BCP.

Embed

Las inversiones, o formación bruta de capital fijo (FBK), contribuirán por su parte en 1,1%. Con este resultado el indicador "volverá a retomar su ritmo expansivo, impulsado por la ejecución de algunas obras de infraestructura como la ampliación de las rutas 2 y 7, Costanera Sur, segundo puente con Brasil, ruta 9, entre otras", agrega el Central, en su informe de Proyección del PIB 2019.

La demanda externa no representará aporte alguno a la expansión del PIB en 2019, pues la contribución de las exportaciones será contrarrestada por la de las importaciones. En comparación con los años previos, el comercio exterior del país ya no restará puntos al crecimiento económico: en 2017 y 2018, la diferencia entre importaciones y exportaciones había tenido una incidencia de -0,7% y -0,4%, respectivamente.

De esta manera, el consumo de los hogares vuelve a cargar con el mayor peso del crecimiento económico, pues en 2017 aportó en 2,9% y en 2018, en 2,8%. El consumo público reducirá su participación en comparación con el año pasado, cuando tuvo una incidencia de 0,7%, y se mantendrá igual que en el 2017.

Las inversiones contribuirán más que en el 2018, pero menos que en el 2017, ya que en esos años la incidencia fue de 0,9% y 2,5%.

Respecto a los resultados del 2018, el único indicador desde el enfoque del gasto que experimentará un crecimiento mayor en 2019 son las inversiones, para las que se estima una variación de 5,5%, frente al 4,5% con que cerraron el año pasado, pero aún lejos del 12,7% del 2017.


Fuente: UH