La nueva técnica para esculpir la figura en verano

Los trampolines, que se trajeron del exterior, se colocan en el agua y tienen un mecanismo para sostenerse en el piso de la piscina. Al son de la música, las participantes ingresan a la pileta, suben a cada trampolín y empiezan con la rutina que tiene una duración de 50 minutos. Usan pesas o fideos para acompañar el ejercicio bajo el agua en la clínica Von Ballestrem, la primera en incorporarlo.

El ambiente en la zona de la piscina es cálido, las cuatro participantes se ubican y la música suena a todo volumen. Empezó la rutina y la diversión. El cupo es de seis participantes por cada sesión, hay distintos horarios.

Los ejercicios son personalizados por la instructora, es decir, dependiendo de la capacidad de cada persona, explicó Nicole Von Ballestrem, propietaria. La rutina puede ser de 15, 20 minutos o llegar hasta los 50 minutos.

"Romper el patrón que la piscina está hecha solo para las personas de la tercera edad. Mando traer los trampolines especiales para el agua. Siempre buscando innovar, darle un servicio más personalizado".

Pareciera que saltar en el agua es fácil, pero no, dice Nicole Von Ballestrem. Tratar de mantener el equilibrio es todo un desafío, que permite fortalecer los músculos.

"En los trampolines cuando uno salta tiende a querer irse del lado donde existe el desequilibrio físico. Uno de los mayores desafíos es mantener y fortalecer el equilibrio. Ayuda a las personas que tienen vértigo".

DIVERSIÓN. El aqua jumping tiene múltiples beneficios, como coordinación, equilibrio, fortalecimiento muscular y ayuda a bajar de peso. "Saltar y dar patadas en el agua. No es lo mismo que saltar afuera, porque tenés la contrafuerza del agua. A eso le sumamos las pesitas y los fideos de goma", explicó.

El ejercicio está dirigido a las personas a partir de los 18 años de edad. "Es para gente que quiere ponerse bien divirtiéndose". La rutina atrae a personas jóvenes, especialmente a las mujeres que aprovechan el verano para moldear la figura.

"En el agua no hay gravedad, no hay impacto. Vos podés saltar, que es diferente en la tierra. El ejercicio es completo. Desde el vientre materno estamos en el agua o sea para nosotros el agua es un ambiente natural por decirlo así", dice Von Ballestrem al tiempo de explicar que no hay límites de la cantidad de veces que la gente puede ejercitarse semanalmente.

Ante la alta demanda, la clínica analiza adquirir seis camas elásticas más para ampliar la oferta. "Tiene mucha demanda porque es algo novedoso".

Ejercitarse bajo el agua no causa dolor muscular. "Lo bueno del agua es que no hay dolor de músculos al día siguiente", como pasa cuando uno vuelve al gimnasio tras meses de sedentarismo.

El centro ofrece hidroterapia para reconstituyente muscular en casos de personas con lesiones, hidrogimnasia, aqua spinning, matronatación y otros. Para más informaciones, las personas interesadas pueden llamar al teléfono (021) 603-510.

Embed

Tengo mejoría. Tengo problema de rodilla y columna y no puedo hacer ejercicio afuera. Es un santuario para nosotras. Edith Florentín, participante.


Fuente: UH