Katueté: Vestimenta de víctima tenía rastros de 10 puñaladas

Las autoridades presumen que la mujer y la niña halladas en total estado de descomposición fueron asesinadas con arma blanca, debido a que la vestimenta que tenía la primera presenta rastros de al menos 10 puñaladas, informó el periodista de Última Hora Elías Cabral.

Se presume que podría tratarse de la pequeña Mía Soledad, la beba de 11 meses, y su niñera, Mabel Blanca González, de 35 años, quienes están desaparecidas desde el pasado 9 de enero. Aunque las autoridades no confirman hasta el momento las identidades.

Los restos serán trasladados hasta la morgue de la capital del país para ser inspeccionados, conocer la posible causa de muerte y el tiempo de fallecimiento.

Lea más: Hallan cuerpos sin vida de una niña y una mujer en Katueté

Ambos cuerpos fueron hallados este martes por tractoristas que trabajaban en un sojal ubicado en un lugar conocido como Curva La Lata, a pocos kilómetros del casco urbano de la ciudad de Katueté, en el Departamento de Canindeyú.

El fiscal Christian Bartolomeu, quien lleva adelante la investigación, manifestó que los restos cadavéricos estaban a dos kilómetros y medio aproximadamente de la casa de la niñera, Mabel Blanca González.

“Procuramos determinar si el hecho (homicidio) ocurrió en ese lugar o si los cuerpos fueron trasladados a ese lugar”, manifestó el fiscal en comunicación con la radio 800 AM.

Nota relacionada: Buscan a una bebé desaparecida en Katueté

De acuerdo con los datos preliminares de la inspección que realizaron el médico forense y personal de Criminalística, conforme al estado de descomposición, el fallecimiento de ambas personas rondarían los 20 días, lo que coincide con la fecha de desaparición de Mía y de su niñera.

Principal sospechoso está detenido

Para los investigadores, el principal sospechoso de la desaparición de Mabel Blanca González y de la niña es Eduardo Villalba Benítez, quien está detenido.

Se analizó el cruce de llamadas y se confirmó que la mujer conversó con Villalba el día de su desaparición, el 9 de enero pasado. Además, desde aquella ocasión el teléfono de la misma está apagado y aún no fue localizado.

“El registro de llamadas dan cuenta de que Mabel Blanca estuvo en ese lugar con Eduardo Villalba, en la zona aledaña de donde se encontraron este lunes los restos”, dijo el fiscal Christian Bartolomeu.

Te puede interesar: Detienen a sospechoso de la desaparición de niñera y bebé

También se conversó con vecinos del lugar y se pudo corroborar extraoficialemente que Mabel y Eduardo estuvieron juntos en la cercanía de un arroyo, esto también fue confirmado en una entrevista con el principal sospechoso.

“En principio él no admitió que tuvo conversación con ella, pero luego, a raíz de que le demostramos los estudios de las conexiones de telefonías, ahí dijo que él conversó efectivamente con Blanca y que solamente fue unos minutos y después se retiró del lugar”, explicó.

Los investigadores allanaron la vivienda de Villalba para buscar elementos que pudieran guardar relación con el caso, sin embargo, no se pudo encontrar nada al respecto.

Según las sospechas, la víctima se habría negado a seguir teniendo una relación con el supuesto feminicida.

Villalba está imputado por coacción, coacción grave y ensañamiento de persona, el mismo se abstuvo de prestar declaración indagatoria ante el Ministerio Público; extraoficialmente, no dio mucha información sobre las circunstancias del hecho.

Lea más: El cruce de llamadas muestra los últimos contactos de niñera

“Pudimos tener un a pequeña entrevista con él y en esa conversación se pudo notar que es una persona que maneja muy bien sus emociones”, explicó.

El fiscal dijo que no descarta ampliar la imputación contra Villalba por homicidio doloso o feminicidio.


Fuente: UH