Joven denunció discriminación y despido por ser homosexual

Matías Ayala, de 18 años, denunció haber sido víctima de acoso laboral por parte de su jefe, Carlos Cortessi, quien supuestamente lo maltrataba por ser homosexual. El joven ingresó a trabajar en ventas de la firma Bristol el 10 de diciembre de 2018 y fue despedido este 23 de enero.

Un día, según relató Ayala en su cuenta de Twitter, su superior a cargo le reclamó que en la entrevista, antes de contratarlo, no le haya contado que era homosexual, como si ese fuese un requisito para el puesto al que había accedido.

Embed

Contó que cuando los insultos y apodos ofensivos comenzaron, él aguantaba, pero que cuando Cortessi intentó agredirlo físicamente fue cuando decidió acudir al área de Talentos Humanos.

"Me acerqué a Recursos Humanos para denunciar el hecho, y ahí me dieron dos opciones, renunciar o mudarme de sucursal", señaló Ayala a Última Hora.

Dijo que mayor fue la molestia que sintió al no encontrar apoyo en este departamento de la empresa, y que, dos días después de haber hecho el reclamo, lo despidieron.

Manifestó que el motivo que le dieron en la oficina fue que era bastante nuevo en la empresa como para generar problemas con los jefes y compañeros de trabajo.

Empresa dio su versión sobre el caso

Según Yanina Guerrero, gerente de RRHH de Bristol, el despido de Ayala se debió a falta de producción (no llegaba a la meta de ventas) y llegadas tardías, en un periodo de prueba en el que estaba, que era de 60 días.

Desde la empresa también se confirmó que el jefe fue igualmente desvinculado. Guerrero aclaró que la empresa no acepta ni contempla ningún tipo de discriminación hacia sus empleados, aunque aclaró que, antes de este caso, nadie había hecho una denuncia contra Carlos Cortessi.

Por su parte, el joven negó que en algún momento le mencionaran, además del conflicto con Cortessi, otros motivos para justificar su despido.

De acuerdo a Matías Ayala, la casa comercial era el segundo trabajo al que accedía desde que terminó sus estudios secundarios.

Informó que, además, ante la denuncia pública que hizo, el viceministro de Trabajo, Daniel Sánchez, se puso en contacto con él y le ofreció acompañarlo ante las acciones legales que quiera tomar.

Ayala aseguró que, pese a la salida de su ex jefe, no pretende recuperar su puesto en la empresa por temor a que lo sigan discriminando. "Había muchos compañeros que estaban del lado de él (Cortessi)”, aseguró.

Lo que pide, y para lo que intercederá su abogado, es cobrar el total del dinero que le corresponde por un despido injustificado, además de sentar una postura sobre la discriminación que denunció.


Fuente: UH