Fiscal pide declarar culpables a Toma’i Rojas y a su hijo

Durante toda la mañana, el agente fue desgranando su acusación contra cada uno de los procesados, ante el Tribunal de Sentencia integrado por los jueces Rossana Maldonado, Manuel Aguirre y Lourdes Peña.

Como el juicio oral fue dividido, primeramente se estudia la reprochabilidad de los procesados; es decir, si son o no culpables de los delitos que se les acusan. Si pasan esta etapa y los hallan reprochables, después, se determina qué pena les corresponde.

En sus alegatos, el fiscal también pidió declarar reprochables, además de Rojas Cañete y su hijo a los acusados Salustiana Benítez, Silverio Rojas, Alfredo Dittel Ortiz (boliviano), Joseph Pérez Miranda (venezolano).

También solicitó tener por reprochables a Willian Daniel Denis y Fabio Júnior Aguilar Méndez, ambos abogados, y Luis Alberto Paiva Gutiérrez.

Esta mañana, el fiscal continuará sus alegatos contra Luciano René Vázquez, Pedro Víctor Romero y Juan Antonio Espínola.

EL CASO. Según el fiscal, una amenaza de muerte al entonces titular de la Secretaría Nacional Antidrogas, Luis Rojas, hizo que se iniciara la investigación contra Tomás Rojas, preso en Tacumbú, a quien se intervino el teléfono.

Mediante ello, a finales del 2014 descubrieron que tenía relación con Carlos Caballero, alias Capilo, recluido en la Agrupación Especializada. El tráfico de llamadas era incesante, según el fiscal.

Sus alegatos se basaron principalmente en la declaración de Gustavo Molinas, de Inteligencia de la Senad. La pesquisa fue con orden de la jueza Lici Sánchez.

Alegó también que encabezó el grupo del tráfico de cocaína, que traían de Bolivia, pasaba por el este del país, para ir al Brasil.

Explicó el fiscal que Toma'i, se alió al clan de los Sanabria Espínola, todos prófugos. Citó que el 24 de mayo de 2015, en Villa Hayas, cayeron 111 kilos de cocaína proveniente de Bolivia.

La investigación también permitió la captura de 1 kilo 358 gramos de cocaína. Asimismo, tuvo en cuenta la confesión de tres de ellos.


Fuente: UH