Encuentran muerto a niño que cayó a un pozo en España

En rueda de prensa, el subdelegado del Gobierno en la región española de Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez, explicó ayer, además, que el pequeño se precipitó al pozo de forma "rápida y libre".

El cuerpo del niño fue hallado de madrugada, sobre la 1.25 locales, después de casi 13 días de intensa búsqueda, en los que un equipo de 300 personas llevaron a cabo contrarreloj una colosal obra de ingeniería civil inédita en España. Desde el 13 de enero el pequeño estaba atrapado en un túnel de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de profundidad perforado para realizar sondeos de agua.

Rodríguez Gómez avanzó que se conocerán los primeros datos de la autopsia que se trasladarán a la magistrada que instruye el caso.

Una de las tesis más probables es que, en la propia caída, se fuera desprendiendo tierra procedente de las paredes del pozo, muy imperfectas, muy arenosas, precisó.

También indicó que existen diversas teorías respecto al tapón encontrado en el pozo, pero que todavía no hay ninguna certeza y que el aire que pudiera existir en esa zona era el que hubiera entre los pies y la cabeza del niño.

Rodríguez Gómez destacó además que todos los trabajos han estado basados en la tesis de que Julen estaba en el pozo y en la cota en la que finalmente fue encontrado.

El dispositivo, dijo, trabajó, para llegar lo antes posible y con urgencia al niño, pero con mucha delicadeza para no generar más daño del que ya pudiera tener.

Aseguró, además, hoy tener la certeza de que se ha hecho "todo lo humana y técnicamente posible en las tareas de rescate del niño" que definió como una misión colosal.

Por eso, agradeció el trabajo a todos los integrantes del dispositivo y lamentó el triste final de una "carrera de obstáculos" en la que la montaña, en la que se han movido 85.000 toneladas de tierra, parecía que se defendía.

"Queremos estar cerca de la familia, de los padres, su dolor es nuestro dolor, su tristeza es nuestra tristeza", dijo Rodríguez Gómez.


Fuente: UH