En América Latina no prevalecerá izquierda, sostiene Bolsonaro

En su intervención como invitado especial en la inauguración del Foro de Davos, el mandatario brasileño sostuvo que ha estado en contacto con los presidentes de Argentina, Chile y Paraguay, con quienes comparte la visión de una Sudamérica fuerte.

Ello manteniendo siempre la hegemonía de cada Estado y no una América bolivariana como existía antes en Brasil con otros gobiernos, aclaró.

El presidente y fundador del Foro Económico Mundial, que organiza cada año la reunión de líderes de la política, los negocios y de la sociedad civil de todo el mundo en Davos (Suiza), Klaus Schwab, anunció que el próximo año la cumbre de esta organización en América Latina tendrá lugar en Brasil. La participación de Bolsonaro en el Foro de Davos constituye su primer viaje internacional, el que realiza –según indicó– con el propósito de mostrar al mundo el nuevo Brasil que estamos construyendo.

crÍticas de empresarios. El discurso del presidente de Bolsonaro en Davos –con promesas de reformas económicas que se abstuvo de detallar– fue evaluado ayer por analistas como breve, superficial y genérico. Bolsonaro, que ganó las elecciones con un fuerte apoyo de sectores ultraconservadores y de inversores seducidos por sus promesas de reformas liberales, empezando por la del régimen de jubilaciones, consumió apenas 6 de los 45 minutos que tenía disponibles para su presentación en el discurso inaugural de esta reunión de la élite económica y política planetaria en los Alpes suizos.

"El mercado esperó con gran ansiedad el discurso del presidente Bolsonaro en Davos, pero se frustró con la brevedad de sus palabras y la falta de contenido firme", opinó André Perfeito, analista de Necton. Bolsonaro dijo que Brasil es una economía relativamente cerrada al comercio internacional y que su gestión buscará cambiar eso. Prometió que hasta el fin de su mandato el país estará entre los 50 mejores países para hacer negocios y que disminuirá la carga fiscal. "Discurso de Bolsonaro sorprende por superficialidad", tituló el diario económico Valor. "Fue una exposición simple, en la que los diversos enunciados poco se conectaban entre sí y no eran desarrollados en una secuencia de argumentos", opinó César Felicio.


Fuente: UH