El rescate del niño caído a un profundo pozo supone una situación extrema

En unas declaraciones ante la prensa que sigue las operaciones en una zona accidentada de la pequeña localidad de Totalán (provincia de Málaga, sur), Rodríguez destacó que el objetivo sigue siendo llegar hasta el niño “lo antes posible”.

La operación, que mantiene en vilo a todo el país, afrontó este martes nuevos problemas técnicos que retrasaron los trabajos, y el delegado del Gobierno intentó explicar la complicada situación que afrontan los técnicos y operarios.

Lea más: Etapa peligrosa del rescate del niño atrapado en España

El túnel vertical paralelo que se había excavado no pudo ser utilizado debido a problemas técnicos, pero el encamisado (la tubería interior) que se quería introducir para asegurar las paredes no entraba debido a algún tipo de desigualdad, así que se optó por aumentar el diámetro de la excavación.

¿Cómo serán los trabajos de búsqueda?

Una vez entubado el túnel, se procederá a descender una pequeña jaula con un equipo de élite de salvamento minero llegado expresamente desde la región carbonera de Asturias (norte).

Nota relacionada: Rescate de niño español atrapado en un pozo tardará al menos 35 horas más

Los mineros tendrán que cavar a mano una galería lateral de unos cuatro metros de longitud hasta donde se cree que está el niño.

Alfonso Rodríguez recalcó la magnitud “impresionante” de los trabajos, que han incluido el movimiento de unas 40.000 toneladas de tierra y rocas, ya que además ha habido que construir caminos para facilitar el acceso de la maquinaria pesada al lugar.

Te puede interesar: Así es el operativo para rescatar a niño español atrapado en un pozo

Eso y los estudios geológicos previos normalmente requieren “meses” en circunstancias normales, añadió.

“Seguimos trabajando sin descanso”, afirmó por su parte el responsable técnico del operativo de rescate, Ángel García, en la misma comparecencia, en la que explicó las complicaciones que surgieron en esta última fase del proceso.

El caso

El pequeño Julen cayó el pasado día 13 a un pozo de prospección de agua, un conducto de 25 centímetros de diámetro y 107 metros de longitud, lo que desencadenó una operación de rescate sin precedentes en España.

Ante la imposibilidad de acceder a su interior los técnicos decidieron primero excavar un túnel horizontal aprovechando el desnivel de la zona.

Lea más: España: Hallan pelo del niño atrapado en un profundo pozo

Pero, al encontrar rocas de dureza extrema, se optó finalmente por perforar un túnel vertical paralelo al pozo para acceder desde él al lugar donde se cree que está el niño.

Sin embargo, el contratiempo de este martes retrasará, puede que en otro día, el inicio de la excavación de una galería por parte de los mineros para comunicar los dos conductos y llegar hasta el pequeño.

Fuente: EFE


Fuente: UH