Con honores despiden a comisario caído en combate

"Traemos hasta la ciudad de Guarambaré a un hijo dilecto, de esta tierra que con su trabajo y entrega engrandeció y que hoy le llora. Paz en tu tumba, apreciado Rufo", decía con la voz quebrada el comisario Fabio Sanabria, jefe del DASP.

Acosta tuvo una carrera destacada en el DASP desde el 2009 hasta el 2015, pasando luego por Investigación de Delitos y Antinarcóticos, y luego en el 2018 volviendo al DASP por su labor en el combate al terrorismo y la lucha contra las bandas armadas del Norte.

"Rufino Acosta es y será uno de los referentes más importantes en el área de inteligencia de la Policía en el combate a la criminalidad organizada. Hombre que con sabiduría, grandeza y tenacidad ha mantenido su función en lo más alto en defensa de los derechos ciudadanos, siendo un ejemplo para las generaciones de policías", comentó durante el entierro el comisario Carlos Duarte, su camarada de la Promoción 1997.

Acosta fue jefe de varias regionales de Antisecuestro y Antinarcóticos, hasta llegar a ser subjefe del DASP en el 2018. Durante su carrera solo tuvo un permiso, cuando contrajo matrimonio con Alodia Garrigoza, nunca se ausentó por un reposo médico, y sin tener ningún antecedente policial o judicial, resaltaron ayer.

"El dolor que siento es el que sentí cuando enterré a mi hijo, solo quiero decirle a Rufino, en nombre de todos los compañeros que hace años trabajamos juntos, gracias. Y disculpas a la familia por todos los años de ausencia. Pasamos mucho tiempo lejos, navidades, cumpleaños, fechas importantes para la familia nos pasamos trabajando", expresó el comisario Francisco Resquín, ex jefe del DASP, quien estuvo con él también en la lucha contra el EPP.


Fuente: UH