Caso Arrom y Martí: Corte IDH limita alegato para defensa de Paraguay

La Corte Interamericana de Derechos Humanos envió una nota de respuesta al recurso de reconsideración, relacionado a la demanda de Juan Arrom y Anuncio Martí, enviado por el Gobierno Nacional en diciembre pasado. El Estado paraguayo había pedido que sean admitidas las declaraciones de todas las personas ofrecidas como testigos.

Ante ello, la Corte trasladó el pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y emplazó a Paraguay hasta el 16 de enero para presentar las observaciones que considere pertinentes. Sin embargo, la nota aclara que no significa que los alegatos puedan ser ampliados.

Nota relacionada: Paraguay pidió cancelación del refugio de Arrom y Martí

"Me permito hacer notar que esta no constituye una nueva oportunidad procesal para ampliar alegatos, por lo que cualquier alegato adicional a dichas observaciones no será considerado por la Corte", refiere la respuesta.

Lea aquí la resolución del Presidente de la Corte IDH

Al respecto, el fiscal adjunto de Derechos Humanos, Ricardo Merlo, explicó que básicamente el pedido será nuevamente puesto a consideración de la parte demandante. Siendo así, aguardan la oposición de los mismos.

Merlo criticó el comportamiento de la Corte calificándolo de "ofensivo" para toda la República. Asimismo, sostuvo que la defensa de Arrom y Martí pretende, además, atentar contra la libertad de prensa.

Lea más: El abogado defensor de Arrom y Martí plantea censura ante Corte IDH

“Hay una medida cautelar en donde los abogados de los señores Arrom y Martí que pretende amordazar a la prensa, alegando una campaña de desinformación. No nos extraña que la Corte dicte una resolución prohibiendo cualquier información del caso”, dijo en contacto con la 780 AM.

Antecedentes

Arrom y Martí están procesados e imputados por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, ocurrido el 16 de noviembre de 2001.

La mujer estuvo secuestrada por 64 días y por su liberación fue pagada la suma de USD 1 millón. Marcó el inicio de los secuestros y la aparición del grupo autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Actualmente, ambos se encuentran en carácter de refugiados políticos en el Brasil; sin embargo, el presidente Mario Abdo Benítez solicitó al Gobierno brasileño la revocatoria del status para que puedan ser extraditados.


Fuente: UH