Capiatá no tiene ordenanzas que preserven su patrimonio histórico

Más de 70 edificios y lugares que forman parte del patrimonio histórico y cultural de Capiatá se encuentran en peligro inminente de destrucción y extinción debido a que esa Comuna metropolitana no cuenta con ordenanzas o normativas que garanticen su preservación.Una de las edificaciones que forman parte del rico pasado de este municipio y que hoy día viene siendo demolida por sus nuevos propietarios es la Casa Maluff, cuya construcción data del año 1840 y que fuera el primer centro comercial de esta ciudad, creado por Nicolás Maluff, uno de los primeros inmigrantes árabes.

La directora de Cultura de la institución municipal capiateña, Castorina Chamorro, admitió que no tienen una norma que proteja todo el patrimonio que aún se mantiene en pie.Comentó que en la zona céntrica de Capiatá se tienen algunos locales del siglo pasado, algunos de los cuales corrieron la misma suerte de demolición, y en las compañías se encuentran casonas antiguas que forman parte del patrimonio histórico y cultural, pero que están libradas a su suerte por la falta precisamente de legislación.

También reconoció que los trámites son bastante largos y burocráticos, pero que deben ser encarados, por lo que se comprometió a hablar con los ediles, de manera que se empiece a elaborar una ordenanza sobre este sentido problema."No tenemos ordenanza sobre protección de nuestro patrimonio.

El Municipio debe hacer una declaración y recurrir a la Secretaría Nacional de Cultura y ver cuáles son los procedimientos que se pueden aplicar para proteger y evitar la destrucción del patrimonio de la ciudad", manifestó. HISTORIA. Otra de las últimas 40 casas coloniales que formaban parte del casco urbano y que fueran derribadas por los nuevos dueños en marzo del 2017 es la que se encuentra frente al actual Palacete Municipal y donde funcionaran el Juzgado de Paz y una oficina de adultos mayores.

Un sitio que también se perdió es el predio en el cual hoy se tiene la Biblioteca Municipal y donde estuviera habilitado un generador que operaba a combustible y que proporcionaba energía a todo el pueblo, el cual fue levantado hace 50 años atrás cuando llegara el cableado desde la represa de Acaray.A ello se suma el inmueble que fuera propiedad del primer compositor paraguayo Carlos Lara Bareiro, donde se malogró una pequeña construcción, además del Ykua Tatakua y otro antiquísimo edificio perdido en el inmueble donde hoy se tienen las instalaciones de la ANDE, en pleno centro capiateño.

El ex local del Correo, que se encuentra frente a la parroquia de Capiatá, todavía tiene su estructura vigente.La directora de Cultura, castorina Chamorro, comentó que "he trabajado en este tiempo para rescatar algunos patrimonios, como es el caso del predio que fuera del compositor Carlos Lara Bareiro, que donó a la Comuna, pero que estuviera ocupado. Al final logramos desafectarlo, con un trabajo en conjunto con la Secretaría Nacional de Cultura y ahora el objetivo es levantar ahí un centro cultural"."Estamos indagando la legislación que tienen en Luque, Itauguá o Villarrica. Fuimos a algunos locales en esos municipios y detrás de las antiguas fachadas, que es lo que se debe preservar, encontramos modernos edificios. En Capiatá debemos empezar a elaborar nuestras ordenanzas para evitar que sigamos perdiendo el valioso patrimonio que aún se conserva", expresó finalmente.


Fuente: UH