Cambiante y emotivo en la Arboleda

Empate justo en la Arboleda, donde General Díaz rescató un punto ante Luqueño con el cabezazo de Garcete, que decretó el 2-2 cuando se acababa el juego.

Gran parte del primer tiempo estuvo cargado de imprecisiones, sin muchas ideas. El gol de penal de Rivero abrió el marcador y de igual forma el desarrollo del juego, que de a poco lo fue ubicando a General Díaz como dominador.

El ingreso de Aldo Quiñónez fue clave para reordenar el mediocampo y de una contra bien manejada llegó el segundo, justamente de Quiñónez.

Con Pedro Chávez, las Águilas ganaron manejo de pelota, mientras que Richard Prieto entró para dar ese cambio de ritmo. El descuento y el empate llegaron por la vía que más sufrió el Auriazul: la pelota parada. Clave en ambas, Alex Garcete.


Fuente: UH