Asunción tarda años para terminar obra en una escuela

Luego de tres años, la reparación integral, que incluye la instalación de un comedor, una cantina y rampas inclusivas, está próxima a inaugurarse, según confirmó el director de Fonacide de la entidad comunal, el ingeniero Christian Meyer.

"Hace tres años empezaron las obras. Acá tardó muchísimo, pero bueno, lo positivo es que ya inauguramos para los alumnos este año", indicó el jefe de Patrimonio del Pablo Ávila, Fabián Salemme.

La inversión inicial en la institución educativa fue de más de G. 873 millones.

El MEC tiene un caso similar que abarca ya a cuatro administraciones, incluida la del ministro Eduardo Petta.

Hace siete años que no terminan los trabajos en decenas de instituciones educativas, como el colegio nacional de San Pedro de Ycuamandiyú.

Por este motivo, los padres analizan tomar medidas severas como una toma, para que sus hijos no den clases bajo árboles.

BUROCRACIA. El ingeniero Christian Meyer, de la Comuna, justificó que una sola obra pudieron ejecutar el año pasado debido a los procesos que implican las licitaciones con el Fonacide.

Una vez que se selecciona la institución educativa, debe armarse el proyecto y remitir las solicitudes a la Junta Municipal. Luego de su aprobación por parte de los concejales, debe hacerse el llamado.

Meyer alegó que todo este trabajo dura unos nueve meses. Recién después puede darse la palada inicial. No obstante, otras comunas hacen todos estos pasos, pero con varias escuelas al mismo tiempo.

El funcionario municipal dijo que la diferencia entre la capital y otras comunas es que cada obra es integral. Abarca a toda la infraestructura de cada escuela en su conjunto.

Así es que cada trabajo tiene un costo similar que ronda los G. 1.000 millones por cada establecimiento educativo, siempre con dinero del Fonacide.

OTROS TRABAJOS. Con el inicio de clases en puerta (21 de febrero), el Municipio de la capital anunció que encaran unas cuatro restauraciones para comenzar desde este fin de mes. Serán en los colegios Juan Eudoro Cáceres (San Pablo), Adela Speratti (España), Felipe Toledo y la escuela República del Uruguay (Trinidad).


Fuente: UH