Ante los malos resultados, productores eligen volver a plantar soja en la zafriña

A medida que van cosechando la campaña principal, la cual llega apenas a rendimientos de apenas 1.800 kilos por hectáreas, ya están plantando nuevamente soja, comentó.

"Nosotros estamos plantando de nuevo para la segunda campaña. Soja otra vez porque hay compromisos que la gente asumió con base en 3.000 kg por hectárea", explicó Zorrilla.

Por ese motivo dejaron de lado el maíz y otros cultivos tradicionales para la zafriña, al menos para lo que resta de enero.

"La inversión entonces es más grande", continuó Zorrilla. No obstante, dijo que los productores están preparados porque este tipo de situaciones ya se vivieron en Paraguay, en reiteradas ocasiones.

En ese sentido, recordó las campañas del 2004, 2008 y 2011. "El riesgo siempre está ahí para el productor cuando se tiene en cuenta el factor climático. Esto es algo cíclico, hay varias experiencias, también años buenos como el año pasado y el anterior", comentó.

El plan es seguir plantando soja zafriña hasta el 10 de febrero, y luego, hasta el 20 de febrero, tal vez maíz, dijo. La cosecha, por su parte, tomará fuerza a partir de la próxima semana en Caaguazú, donde se levantó alrededor del 7% del área sembrada hasta el momento, agregó Zorrilla.

Pronósticos. Pero ¿cómo estará el clima durante el desarrollo de ese plan? De acuerdo con el boletín de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), los vientos del norte provocarán temperaturas elevadas en la mayor parte del área agrícola.

En estas zonas, se observarán temperaturas máximas superiores a los 35ºC, con focos inclusive cercanos a los 40ºC.

Paralelamente, seguirán presentándose precipitaciones de frente caliente sobre gran extensión del área agrícola. Estas noticias pueden ser positivas o negativas dependiendo de la zona, debido a que para cosechar se necesitan días secos, pero para que las plantas se sigan desarrollando, las temperaturas elevadas no serán convenientes.

También Argentina y Brasil están enfrentando problemas climáticos que afectan el desarrollo de sus parcelas de soja.


Fuente: UH