Actividades físicas reducen los riesgos de enfermedades crónicas

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) señaló en su portal digital que el ejercicio proporciona numerosos beneficios a la salud y ayuda a prevenir el desarrollo de las conocidas como enfermedades crónicas.

La diabetes, afecciones cardiovasculares, algunos tipos de cáncer, osteoporosis e hipertensión arterial son algunas de las patologías cuyo desarrollo se puede evitar con la práctica regular de actividades físicas.

Le puede interesar: Cáncer de piel: ¿Cuáles son los signos de alerta?

El responsable de la Unidad de Promoción de Actividad Física de la cartera de Salud Pública, Eduardo Enciso, citó algunos tips a tener en cuenta a la hora de ejercitarse. Uno de los puntos más importantes que mencionó tiene que ver con las horas pico.

Para hacer actividades físicas es necesario elegir un horario adecuado, que podría ser antes de las 10.00 o después de las 17.00. Es decir, en caso de que tenga tiempo libre en esos horarios se deben aprovechar las primeras horas de la mañana o el atardecer.

Otra cuestión fundamental es la hidratación. Enciso hace hincapié en que se debe ingerir abundante agua antes, durante y al finalizar cualquier actividad física, para de esta manera reponer el líquido perdido.

Relacionado: Recomiendan retomar una dieta saludable luego de las fiestas

Asimismo, lo ideal es vestir ropas cómodas, preferentemente de algodón y colores claros. Igualmente, es recomendable el uso de calzados cómodos con buena amortiguación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el tiempo recomendado de actividad física es de 60 minutos por día para niños de 5 a 17 años y de 150 minutos semanales (actividad moderada) para adultos de 18 a 65 años.

A no olvidar: el calentamiento antes de iniciar, para preparar al cuerpo, y los ejercicios de estiramiento al finalizar, para relajar y evitar lesiones posteriores.

Lea además: Recomendaciones para prevenir ahogamiento de niños en la casa

Los ejercicios deben ir aumentando de forma progresiva, así como la intensidad, de acuerdo con la condición física de uno y su grado de tolerancia al esfuerzo.

Para estos casos, según Enciso, es bueno contar con el asesoramiento de un profesional, de modo que puedan lograrse las metas y los objetivos propuestos.


Fuente: UH