Incidentes entre protestantes y peregrinos frente a la Basílica

Los cristianos evangélicos Mario René Cáceres y Víctor Cáceres, de la iglesia Solo Jesús, llegaron desde la ciudad de Pirayú hasta Caacupé para intentar a adoctrinar a los feligreses católicos que se encontraban frente a la Basílica Menor de Caacupé.

Los hombres llevaban un pasacalle en el que estaba escrito que no se debe adorar a una imagen, refiriéndose a la Virgen de Caacupé. La reacción de los peregrinos no se hizo esperar. Los protestantes fueron abucheados y la Policía Nacional tuvo que intervenir e incluso acompañarlos para que se retiraran de la explanada de la Basílica Menor.

Con la Biblia en las manos, los pastores exhortaron a quienes se encontraban en un momento de oración. A los gritos de “¡Fuera, fuera!” y con silbidos por parte de los feligreses tuvieron que ser escoltados por los uniformados, ya que incluso intentaron agredirlos.

Lea más: En Caacupé, pastor lanza duras críticas a la Iglesia Católica y a la Virgen

“Venimos a citar los mandamientos de Dios y les decimos a las personas que si en verdad quieren servir a Dios y honrarlo cumpliendo los mandamientos no deben adorar imágenes ni arrodillarse frente a ellas”, dijo Víctor Cáceres a Última Hora.

Por su parte, Juan Coronel, uno de los peregrinos que se encontraba en la explanada, lamentó: “Ellos pusieron un pasacalle en donde decía que no adoremos una imagen. Deben respetar la creencia de los católicos”.

protestante.jpeg

Los feligreses se molestaron bastante con la presencia del pastor Mario René Cáceres a quienes sacaron a los gritos del sitio.

Los feligreses se molestaron bastante con la presencia del pastor Mario René Cáceres a quienes sacaron a los gritos del sitio.

Mary Glezcu.

Los predicadores instaron a todos a leer la Biblia. Cada año, estos pastores llegan a la ciudad de Caacupé para exhortar a los feligreses a que no adoren la imagen de la Virgen, la presencia de los mismos siempre causa disgusto entre todos los peregrinos.

Los hombres fueron llevados por la Policía Nacional hasta la plaza Teniente Fariña, en donde se produjo otro altercado con los feligreses, que nuevamente exigieron a los gritos que se retiraran del sitio. Finalmente, procedieron a abandonar el lugar, ante el aplauso de todos.

Cada 8 de diciembre se conmemora la festividad de la Virgen de Caacupé. Miles de fieles se acercan hasta la ciudad, donde se encuentra la Basílica Menor, construida en honor a la Virgen Azul.


Fuente: UH