Denuncian ante el JEM a la jueza Scura

La denuncia fue promovida por el abogado Darío Caballero Bracho, quien es querellante en la causa contra Ernesto Alejando Salomoni Prette, quien fue condenado a prisión por la muerte de una joven universitaria.

La denuncia habla de mal desempeño en sus funciones, ya que durante su interinazgo a la jueza Ana María Llanes, el 24 de abril pasado, levantó la orden de detención para que cumpla con su pena en Tacumbú en contra de Ernesto Alejandro Salomoni.

Además, por resolución del 28 de mayo de este año, dispuso el arresto domicilio del condenado, quien nunca entró al penal de Tacumbú.

Asimismo, el querellante denuncia que el reo se "anda paseando, orondamente, por las calles de Asunción, si no concurre, asiduamente, a la misma Secretaría del Juzgado a impulsar su expediente".

El querellante habla de que la pena de 3 años de cárcel se halla firme ya que fue confirmada en el Tribunal de Apelación Penal, y en la misma Corte Suprema.

En el caso, se condenó al dueño del inmueble con una cerca electrificada que mató a una joven universitaria. Falleció la joven Liz Fabiola Idoyaga, el 14 de octubre de 2009, en Fernando de la Mora.

En la misma causa, el abogado también denunció ante la Oficina de Quejas y Denuncias a la actuaria del juzgado, la abogada Gladys Flores, y al oficial de secretaría, Óscar Ramírez, ambos del Juzgado de Ejecución Penal N° 1.

Habla de graves irregularidades cometidas por ambos en el manejo del expediente por el homicidio culposo, y pide su investigación.


Fuente: UH