Comunicador recusa a fiscal y traba caso del clan Zacarías Irún

Con esta medida suman ocho los agentes anticorrupción recusados en dicho caso. Se busca dilatar la investigación y evitar que salga una eventual imputación a los Zacarías y a otros investigados.

Bordón Bottino primeramente fue el encargado de apartar a los fiscales Luis Said y Marlene González, el 23 de noviembre, alegando que la orden de allanamiento no apuntaba la causa por la que se realizaba el procedimiento. Además, indicó que la investigación es contra los Zacarías y no contra él.

Por su parte, el socio comercial del clan Zacarías Fernando Román Fernández (también indagado en la presente causa), el 8 de octubre recusó a los intervinientes Leonardi Guerrero, Sussy Riquelme, Rodrigo Estigarribia, Natalia Fúster y Luis Piñánez.

Todos excepto Fernández fueron confirmados por la fiscala general Sandra Quiñónez para continuar con las pesquisas pertinentes.

Sin embargo, dicha decisión fue impugnada ante la Corte Suprema, aunque en lo que respecta a los fiscales recusados por Román Fernández fueron ratificados por la Máxima Instancia Judicial. Pero la titular del Ministerio Público decidió designar a los fiscales Said, González y Fernández. Este último era el único que quedaba invicto, pero ayer lograron apartarlo.

Bordón Bottino, en representación de su defensora Yamili Andrea Salomón Arca, quien tomó intervención al mismo tiempo de presentar el incidente dilatorio, argumentó en su escrito enemistad manifiesta. Fernández señaló que nunca vio la cara de la letrada, como tampoco del indagado, por lo que se trata de una mera chicana.

El representante del Ministerio Público remitió su recusación ante la fiscala general, quien deberá designar nuevamente a los intervinientes.

cheques. El fiscal anticorrupción Luis Piñánez, como coadyuvante, ordenó el jueves último abrir la caja fuerte propiedad de los Zacarías Irún, que fue incautada en uno de los allanamientos.

En el interior se hallaron diez cheques que fueron emitidos en el año 1992 por importes que van hasta USD 100.000 por bancos con sedes en las islas Caimán, un paraíso fiscal. Los documentos corresponden a personas relacionadas con clan esteño. Algunos figuran a nombre del comerciante libanés Nabil Bahjat Nasser. Además se encontraron escrituras, otros documentos y una llave.

El fiscal dispuso igualmente deslacrar otra caja de cartón con varios escritos que fueron registrados bajo acta y con presencia de los abogados defensores. Piñánez indicó que faltan revisar otras cinco cajas de cartón que serán inspeccionadas el lunes, a las 8.30. Acotó que van a analizar por qué los cheques estaban guardados y si tienen relevancia con la causa investigada.

contrato. En noviembre del 2015 se realizó una conferencia de prensa en la vivienda de Sandra McLeod, donde el entonces gobernador Justo Zacarías (hermano de Javier Zacarías) expresó que el hotel casino con bandera internacional se instalaría en el predio de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) en Ciudad del Este.

Nabil Bahjat Nasser, a cuyo nombre figura uno de los cheques encontrados por el fiscal en la caja fuerte del clan ZI, había firmado el contrato con Puertos.


Fuente: UH