Tensión entre Ejecutivo y ediles de oposición por adjudicación de obras

Una semana sumamente tensa se vivió en el Municipio de Presidente Franco. Surgieron cuestionamientos con relación al paquete de obras a ser ejecutadas en varias instituciones educativas. Supuestamente iban a costar G. 400 millones, pero que el Municipio va a invertir en realidad G. 800 millones.

Precisamente, la concejala Julia Ferreira denunció esta semana que se aprobó una licitación con un monto y cuando se remite a la legislatura la resolución de adjudicación, fue con otra cifra, en este caso el doble.

Al respecto el jefe comunal, ingeniero Roque Godoy, señaló que se trata de una licitación plurianual. Es decir se paga la mitad en un año y la otra en el siguiente. "La licitación se hizo por G. 800 millones y es el monto real de la obra que queremos hacer, pero como se va a pagar la mitad este año, en uno de los mensajes se fue con el monto menor, es decir lo que se va a pagar este año, y eso se entendió mal. Se dijo que supuestamente voy a hacer una obra de G. 400 millones, pero voy a pagar el doble, y no es así", acotó.

Insistió en que la mitad se paga este año y la otra en el ejercicio fiscal del 2018. "Se envió mal el mensaje por un error nuestro, eso admitimos. Hubo un error en el mensaje, eso nosotros reconocemos. Cuando saltó este tema en la Junta Municipal, que fue muy positivo que haya sido así, nos corresponde arreglar ese inconveniente", indicó.

Afirmó que se respondió con una nota sobre el error que se cometió. "Los concejales entendieron ese error, les explicamos lo que ocurrió, por poco no les dibujamos cuál fue el error nuestro y ellos, de manera legal, lo corrigieron y devolvieron el mensaje. No se hizo absolutamente nada fuera de lugar en cuestiones de procedimiento. Pero hubo un error en el mensaje", dijo.

El jefe comunal empero señaló que si quiere meter palo a la rueda, se puede, pero que en Contrataciones Públicas está la licitación por G. 800 millones. "Solo en la comunicación con la Junta hubo el error y eso se corrige. Arreglamos juntos el inconveniente. No hay ninguna mala intención. El problema se generó en la Unidad Operativa de Contrataciones (UOC)", señaló Godoy.

Negó que se hayan puesto de acuerdo con la legislatura para robar plata. "En realidad hablamos para solucionar un problema", apuntó.

INTERVENCION. El intendente municipal aseguró que no tiene miedo de que la posición de su esposa, la diputada Roya Torres, que está a favor de la intervención del Municipio de Ciudad del Este, tenga consecuencias políticas para su administración municipal.

Señaló que como intendente no teme a un pedido de intervención y si se presenta la situación no se opondrá. "Si al franqueño le va a dar tranquilidad la intervención con mucho gusto voy abrir las puertas del Municipio. No tenemos poder político, somos de un partido de oposición (PLRA)", manifestó.

Aseguró que su Municipio ya fue auditado por la Contraloría General de la República (CGR) en tres ocasiones y si bien los dictámenes determinaron observaciones, no concluyeron que hubo daños patrimoniales. "Desde que soy intendente hemos recibido, no sé si llamarle como represalia, pero mucho más control que cualquier otro municipio en el departamento", expresó el jefe comunal.

Fuente: UH