Policía brasileña detiene de nuevo al dueño del gigante cárnico JBS

La policía brasileña detuvo ayer al dueño de la gigante cárnica JBS, Joesley Batista, y a dos ex ministros de Agricultura en el marco de una operación vinculada a la investigación anticorrupción Lava Jato.

En total fueron decretados 19 mandatos de prisión temporal y 64 allanamientos en cinco estados. El operativo apunta a desarticular una organización criminal que actuaba en la Cámara de Diputados y en el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (Mapa), informó la Policía Federal (PF).

Además de Batista, que el año pasado llegó a un acuerdo de delación premiada que estuvo a punto de derribar al presidente conservador Michel Temer, fueron detenidos dos ex ministros, varios ex ejecutivos de JBS, un diputado, abogados y ex funcionarios del Mapa.

Los ex ministros de Agricultura detenidos son Antonio Andrade (actual vicegobernador de Minas Gerais) y Neri Geller (diputado federal electo), que ocuparon el cargo entre 2013 y 2014. Ambos eran en ese momento del MDB, el partido de Temer, aliado en ese entonces del gobierno de Dilma Rousseff.

Según las investigaciones, JBS –propiedad de los hermanos Joesley y Wesley Batista– sobornaba a funcionarios del Mapa a través de intermediarios políticos, para obtener beneficios en la aplicación de normativas y la atribución de licencias comerciales. Esos sobornos daban a JBS ventajas frente a sus competidores y le posibilitaban la constitución de un monopolio de mercado, indica el documento de la PF.

La PF de Minas Gerais precisó en rueda de prensa que esa organización funcionó entre 2014 y 2015. JBS pagó 2 millones de reales (USD 590.000, al cambio promedio de 2015) para regular la exportación de cortes específicos y 5 millones de reales para prohibir el uso de un medicamento. La investigación partió de la delación del cambista Lúcio Funaro. Batista estuvo detenido desde setiembre del año pasado hasta marzo de este año, por sospechas de ocultar informaciones en el acuerdo de delación premiada que llevó a la Fiscalía a pedir dos investigaciones sobre Temer por presunto pago de sobornos para comprar el silencio de un diputado. En ambas ocasiones, la Cámara de Diputados bloqueó el avance de las pesquisas.

El agronegocio gana fuerza con gobierno de Bolsonaro
La jefa de la bancada del agronegocio en la Cámara de Diputados, Tereza Cristina da Costa, será ministra de Agricultura de Jair Bolsonaro, embanderado con las causas de ese sector motor de la economía brasileña frente a sus tradicionales enemigos: los ambientalistas radicales y las invasiones de los sin tierra. Costa, una agrónoma de 63 años, declaró su apoyo al candidato ultraderechista durante la campaña, junto a una bancada que abandonó a un candidato de la derecha tradicional al ver que Bolsonaro despegaba en las encuestas. El viraje no fue difícil, dado que ya en su programa el ex capitán respaldaba reivindicaciones del sector, que según datos oficiales representa 23,5% del PIB y 44% de las exportaciones de la mayor economía.

Fuente: UH